Empieza el rescate del Palacio Real

El Ayuntamiento adjudica la excavación de los restos del histórico inmueble en los Viveros

PACO MORENO| VALENCIA
Parte de la zona del jardín de Viveros donde se excavará, con la calle General Elío./
Parte de la zona del jardín de Viveros donde se excavará, con la calle General Elío.

Veintitrés años después que se descubrieran por primera vez, los valencianos asistirán de nuevo al apasionante viaje al pasado que supondrá la excavación de los restos del Palacio Real. La junta de gobierno aprobó ayer adjudicar las obras a la empresa EMR, la misma que se encargó de la restauración de la Lonja y de los puentes de Serranos y Trinidad, por citar tres ejemplos. "Será el proyecto de recuperación de patrimonio más importante del mandato." Quien habló ayer así de tajante y segura fue la concejala de Cultura, María José Alcón, quien comentó que la inversión ascenderá a algo más de un millón de euros. Si todo discurre según lo previsto, los valencianos podrán admirar 70 metros de fachada del antiguo palacio el próximo octubre dentro del jardín de Viveros. El Palacio Real, residencia de los gobernadores musulmanes y los monarcas valencianos, fue demolido hasta los cimientos en 1810 antes de que llegasen las tropas napoleónicas a las puertas de la ciudad. El argumento fue que así se eliminaba una atalaya perfecta para bombardear Valencia, aunque algunos historiadores sostienen la hipótesis de que se trató de hacer desaparecer un símbolo del autogobierno del antiguo Reino de Valencia. En todo caso, la "patata caliente" que supuso el hallazgo del palacio en la calle General Elío en 1986, en el transcurso de las obras de un colector, quedará ahora totalmente al margen. ¿El motivo? Los arqueólogos saben perfectamente dónde está lo que quieren excavar y sacar a la luz gracias a los planos hallados en el Archivo Nacional de París. El profesor Josep Vicent Boira fue quien dio con ellos al investigar los documentos de la familia del mariscal Suchet. Un conjunto de mapas realizados por el ingeniero Manuel Cavallero en 1802 con una precisión exacta al tener carácter militar. Esa es la razón de que el responsable técnico del proyecto, el arqueólogo Albert Ribera, afirme que la intención es excavar alrededor de setenta metros de fachada, en concreto entre la Montanyeta de Elío y el lugar donde se sitúa una réplica de la Dama de Elche. Sobre las críticas del presidente del Consejo Valenciano de Cultura, Santiago Grisolía, la delegada respondió que el "daño" al arbolado del jardín de Viveros "será mínimo" al existir "buena coordinación entre los técnicos de Cultura y los de Jardines". La obra encargada a EMR comprende la excavación, restauración de las piezas y musealización de todo lo que se encuentre. Sobre esto último, Ribera dijo que no está decidido todavía qué hacer con la fachada. La previsión es que se sitúe a dos metros de profundidad y algunas alternativas que se barajan son construir una marquesina o un edificio ligero y acristalado para protegerla. En todo caso, eso supondrá una siguiente fase en el viaje que ahora comienza. Con una superficie de 13.000 metros cuadrados, el Palacio Real se puede considerar un conjunto de edificios añadidos en distintas épocas. El Ayuntamiento publicó un libro sobre los planos de Cavallero, además de exponer los originales en el Palacio de Cervellón, que finalmente fueron devueltos al Archivo Nacional de París a petición de las autoridades francesas. pmoreno@lasprovincias.es

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos