El barrio de Heliodoro Madrona

AMBROSIO RUIZ| ALICANTE
Imagen histórica de la barriada de Heliodoro Madrona./
Imagen histórica de la barriada de Heliodoro Madrona.

El barrio Heliodoro Madrona se encuentra en la zona de Poniente del Puerto. Fue una idea del presidente portuario Heliodoro Madrona, que no pudo ver realizado su proyecto, ya que falleció un año antes de la inauguración del mismo. El fin era que las viviendas las ocuparan los trabajadores de la Junta de Obras del Puerto. El proyecto se presentó en septiembre de 1942 por el ingeniero-director del puerto Luis de Asorena y Saenz de Jubera, que estuvo en su cargo desde julio de 1939 a diciembre de 1945. El plan lo redactaron los arquitectos alicantinos Juan Vidal Ramos y Julio Ruiz Olmos. En el mismo se reflejaba un total de 92 viviendas, junto a un parque, una iglesia y un colegio. Dentro de los gastos aprobados para su construcción reflejados en la memoria portuaria de aquellos años constaba una partida de 772.206, 82 pesetas, para la barriada que debía de ser un total de 90 viviendas, en cinco bloques. Tres años después, en una nueva memoria portuaria se reflejaba que existían construidas y habitadas 36 viviendas, para los trabajadores de la Junta que constituían dos bloques de 18 viviendas cada uno. El mismo tiene en su parte delantera un hermoso jardín, formando un conjunto alegre, no exento de belleza. Cada vivienda está distribuida de forma lógica y racional, de acuerdo con las prescripciones de la higiene, y constan todas de una sola planta. La inauguración del barrio fue el 18 de julio de 1944. El presidente de la Junta era Antonio Pérez Jordá y el director ingeniero, Luis de Asorena. Al acto asistieron las primeras autoridades alicantinas, el gobernador civil, José Paternina, el obispo Luis Almarcha, el médico de la Junta, Pedro Herrero Rubio. Luis de Asorena, en su discurso de inauguración y entrega de llaves a los primeros vecinos de la nueva barriada, elogió la gran idea que tuvo el desaparecido presidente portuario Heliodoro Madrona, al que como homenaje y recuerdo, le puso la barriada su nombre. Entre los vecinos del nuevo barrio habitaron las casas trabajadores que desempeñaban trabajos en el puerto como: carpinteros que desarrollaban sus trabajos en el desaparecido varadero, grueros, mecánicos, pintores, obreros, oficinistas y guardamuelles. En ellas vivieron durante muchos años dos jugadores del Hércules de los primeros años, que una vez retirados, fueron trabajadores portuarios, como el guardameta Jover El Plancha y Tarrasa, ambos disputaron la final del primer campeonato amateur de España, en la que el club blanquiazul, fue subcampeón, en 1930. A mediados de los años cuarenta, los vecinos del barrio y con la ayuda del Junta del Puerto, empezaron a participar en las Hogueras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos