Diálogo de 145 artistas con Renau

50 fotografías inéditas muestran la cara más humana del ilustrador valenciano

E. PÉREZ| VALENCIA
Obras de algunos de los 145 artistas europeos y latinoamericanos inspiradas en Renau./
Obras de algunos de los 145 artistas europeos y latinoamericanos inspiradas en Renau.

"Tinc nostàlgia de futur", dijo Josep Renau cuando, en 1976, pisó de nuevo su "matria", como él denominaba a Valencia, después de varias décadas de exilio en Ciudad de México (1939-1958) y Berlín (1958-1982). Esa frase inspiró en la primavera de 2007, cuando se cumplía el centenario del nacimiento de Renau (Valencia, 1907-Berlín, 1982), una exposición que ayer, casi dos años después de que se gestara el proyecto, inauguró la Comisión Ciudadana del Centenario de Renau. es el título de la muestra que acoge el Centro del Carmen hasta el 5 de abril. La ya mítica frase del introductor del fotomontaje político en España ha inspirado la exposición, que se plantea como un proyecto de futuro en contraste con las tres muestras organizadas en los últimos años por el Ministerio de Cultura, IVAM y Universitat de València, "revisiones históricas",explicó ayer Manuel García, comisario de la muestra. 145 artistas europeos y latinoamericanos han plasmado en una obra lo que les sugiere el pintor, cartelista, muralista e ilustrador valenciano. Es un homenaje en forma de diálogo con los artistas contemporáneos, destacó Manuel García, que presentó la exposición junto a Felipe Garín, asesor científico del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana, y Amando Llopis, arquitecto del estudio Veges Tu, que ha diseñado el catálogo. Entre los participantes, el casi nonagenario León Ferrari, artista plástico argentino premiado en 2007 con el León de Oro de la Bienal de Venecia; dos premios de las Artes Plásticas de la Generalitat como Joaquín Michavila y Juan Genóves, tres Premios Nacionales de Diseño Gráfico (Alberto Corazón, Isidro Ferrer y Enric Satué) o el diseñador gráfico Javier Mariscal, cuya obra se ha plasmado en el folleto informativo y el catálgo. Las dificultades de financiación (finalmente, la Generalitat ha aportado fondos, junto a diversos ayuntamientos, entidades bancarias y empresas) y del propio montaje de la muestra (hasta la semana pasada se realizaron cambios), la muestra ha visto la luz. Entre lo más destacado, medio centenar de fotografías inéditas de quien fuera director general de Bellas Artes en plena guerra civil (1936-38). Pertenecen a la Fundación Josep Renau y las custodia el IVAM. Son miles y en 30 años no han visto la luz. En ellas se ve al Renau más humano (hay dos instantáneas con su hijo Ruy, apenas un bebé) en Valencia, Ciudad de México y Berlín.