"Reivindicamos los derechos de personas con el virus del sida"

MARGA LOZOYA| VALENCIA
Julio Gómez./
Julio Gómez.

Cómo se creó el Comité Ciudadano Anti-SIDA? -Fue constituido en 1989 por parte de las propias personas que vivían con el VIH, principalmente de Valencia. El objetivo era buscar apoyo para hacer frente a una enfermedad que ya empezaba a mostrarse como la pandemia en la que se ha convertido. La entidad se convertía en la primera asociación de afectados de la Comunitat. -¿Cuáles son sus fines? -Reivindicar los derechos de las personas que viven con VIH, tratar de atender y resolver sus necesidades básicas, favorecer la integración laboral de estas personas, facilitar la aceptación positiva de la enfermedad mediante el apoyo psicológico o fomentar la participación solidaria ciudadana a través del voluntariado, entre otros. -¿Qué servicios ofrecen? -El Centro de día "El Faro", dirigido a personas con discapacidad física por VIH, con comedor social, atención psicológica, talleres... Tenemos un centro de encuentro y acogida, "Calor y Café", dirigido a personas drogodependientes en activo, y para los menores tenemos el centro "NAYF". El piso tutelado "El Faro" está destinado a personas que carecen de una cobertura socio-familiar, y el centro de empleo FEIV trata de ofrecer puestos de trabajo protegido a personas que viven con VIH. -¿Para ser socio tienen que tener la enfermedad? -Por supuesto que no, nuestra entidad se encuentra abierta a cualquier persona, entidad o empresa que quiera participar en nuestras actividades, bien como socia o bien como voluntaria o colaboradora. -¿Este colectivo sigue sufriendo discriminación? -Lamentablemente, es una realidad que las personas que viven con VIH, además de tener que hacer frente a sus consecuencias, en la mayoría de ocasiones tienen que hacer frente a situaciones de rechazo y de discriminación. Este es uno de los principales retos con el que contamos las personas que vivimos y convivimos día a día con el VIH.