Algemesí modifica el proyecto inicial del parque Salvador Castell

La plataforma Salvem el Parc considera esta decisión "un éxito" de la presión vecinal

SALUT NAVARRO| ALGEMESÍ
Estado actual de las obras de reforma del parque Salvador Castell de Algemesí./
Estado actual de las obras de reforma del parque Salvador Castell de Algemesí.

Tras las quejas vecinales y la polémica abierta, el equipo de gobierno de Algemesí ha decidido incorporar una variación en el proyecto inicial de la reforma de un tramo del parque Salvador Castell. Los populares han tratado de encontrar acuerdos comunes para evitar el malestar y eliminar "puntos negros de tráfico, donde a diario se producen infracciones al acceder a la ciudad", según explicó ayer el concejal de Parques y Jardines, Antonio Saà. Con las obras de reforma ya iniciadas, el equipo de gobierno de Vicent Ramón García ha decidido modificar la distribución del tráfico de la zona y construir una rotonda en la Ronda de Alzira, eliminando así el acceso directo a la calle Figueres, uno de los puntos que más controversia había causado entre los afectados. Según el concejal Antonio Saà "era una de las medidas que el proyecto inicial tenía en cuenta, porque existían tres alternativas diferentes para distribuir el tráfico en la zona, y al final tras estudiarlo detenidamente nos hemos decantado por la menos traumática para los vecinos y la más eficaz". Ahora tras esta modificación, el tráfico se distribuirá en una rotonda que se construirá en la Ronda de Alzira, evitando así "la entrada directa de vehículos a la calle Figueres que era lo que más preocupaba a los vecinos, y facilitando la circulación de autobuses y camiones en esta entrada y la salida de la ciudad". Continuidad de paseo Al eliminar la Rotonda de les Granotes, como se había denominado la zona de circulación en el proyecto inicial, el tramo del Parque Salvador Castell que está en reforma tendrá una continuidad de paseo y mantendrá los elementos decorativos y arbóreos que estaban en el diseño inicial. Antes del inicio de las obras, la Plataforma Salvem el Parc Salvador Castell, integrada por los vecinos del Parque y de la calle Figueres, así como los grupos políticos del PSPV, EU y ERPV había presentado un total de 3.000 firmas en contra del proyecto. Ahora, tras este cambio en el proyecto inicial aseguran que "la movilización vecinal ha forzado al PP a variar sobre la marcha la reforma del parque". A pesar de que las obras están ahora mismo en pleno proceso y "el despilfarro de más de 600.000 euros ya está hecho", lamentaron desde el PSPV. La oposición también considera que "el movimiento ciudadano ha sido un éxito frente a la prepotencia del equipo de gobierno del PP". Durante estos días los representantes del Consistorio municipal se han reunido con los vecinos afectados para informarles de las modificaciones en los accesos de vehículos y en la conservación de varios elementos históricos del Parque Salvador Castell, como el romántico y el árbol central, otra de las reivindicaciones de la Plataforma Salvem el Parc. El proyecto de reforma de este emblemático parque ya nació con polémica. Para el equipo de gobierno, las obras incluían múltiples mejoras. La memoria histórica, el sentimiento hacia el primer parque de la ciudad fueron los argumentos de los grupos de la oposición para solicitar la anulación del proyecto.