La Policía Local de Algemesí se concentrará para exigir más medios materiales y humanos

Fuentes municipales admiten estar abiertos al "diálogo razonable"

PAULA BORJA| ALGEMESÍ
Un policía local de Algemesí durante un servicio./
Un policía local de Algemesí durante un servicio.

En plena negociación, pero sin dejar de lado las reivindicaciones. Así se podría describir la situación de los miembros de la Policía Local de Algemesí. "En punto muerto" definen los respectivos representantes de CC.OO. y CSIF en la mesa sectorial la actual situación de las conversaciones que se estaban manteniendo con el Ayuntamiento. De este modo, mañana jueves a las doce han convocado una concentración a la puerta del ayuntamiento. El motivo, según estas asociaciones, es la "nula predisposición del equipo de gobierno para alcanzar acuerdos de cualquier tipo, después de casi dos años". Ante esta reacción, la otra parte implicada, admitió sentirse "sorprendida, puesto que la última reunión se celebró hace a penas 14 días". Entre las principales críticas de los policías se encuentra el "aumento considerable de al carga de trabajo" de los agentes de la escala básica, es decir, aquellos que prestan servicio en la calle. A este respecto, las mismas fuentes municipales reconocieron la "posible mayor carga" para los miembros de la Policía Local. Como argumento, sostuvieron que esta situación es fruto del hecho que de haya diez agentes que estén de baja, cuyas plazas "no se han podido cubrir por tratarse de un período breve". Por otra parte, desde el Ayuntamiento de Algemesí se ha informado de que, en breve, el cuerpo local contará con dos nuevos efectivos que servirán para cubrir dos plazas, actualmente vacantes. "La adjudicación está prevista para las próximas semanas", anunciaron. La oposición para acceder a estas plazas está a día de hoy en fase de méritos. Otra de las quejas que se han vertido desde la mesa sindical es "el deterioro de los vehículos patrulla". Nuevamente, la otra parte implicada comentó "no entender" estas reivindicaciones. "Hace no más de tres meses se compró un vehículo nuevo y, actualmente, se está en trámite para adquirir otros más e incrementar las dotaciones del parque móvil". Por lo que respecta al retraso en la entrega de uniformes, "se ha facilitado el material a todos los agentes que lo han pedido durante estos meses". En este sentido, estas fuentes municipales informaron de que los agentes "recibirán vestuario nuevo de cara al verano". Ante las quejas, desde el Ayuntamiento se muestra su disposición para "el diálogo razonable". Como condición, que "las quejas sean lógicas y no se justifiquen sólo por motivos económicos".