Alicante pierde más de 14.000 extranjeros afiliados a la Seguridad Social por la crisis

El número de inmigrantes en el sistema de prestaciones es de 77.800, un 15% menos que en 2007

B. R.| ALICANTE

La cifra de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social en la provincia de Alicante registró en 2008 una caída del 15,5% con respecto al año anterior. Así, la cifra de nuevos afiliados en este período ascendió a 77.768, por encima de 14.200 menos, todos pertenecientes a este colectivo. La cifra de 2007 era prácticamente igual a la de 2006. La situación de crisis económica y la destrucción de empleo que esta afectando al conjunto de la sociedad a nivel mundial presenta en el colectivo que representa la población inmigrante unas características especificas. Los inmigrantes tienen prestaciones contributivas más cortas debido, por un lado, a su reciente incorporación al mercado de trabajo español -por lo que no cuentan con las plusvalías propias de la antigüedad-. Por otro, a que en muchos caso, su integración en el mercado de trabajo se produce a través de la economía sumergida, lo que reduce los periodos de cotización por desempleo, en el caso de que los miembros de este colectivo social cuenten con un contrato de trabajo dado de alta en la Seguridad Social. Son datos que denunció ayer mediante un comunicado la agrupación sindical Comisiones Obreras (CC. OO..). El modelo de crecimiento económico que, según fuentes sindicales, "ha tocado a su fin ha fomentado la explotación económica de los inmigrantes, a los que se ha animado a entrar en el país sin derechos laborales". Con esta denuncia, CC.OO. critica que el colectivo inmigrante está sometido en gran cantidad de casos al trabajo en la economía sumergida. Se trata de una situación que conlleva menores sueldos, ausencia de prestaciones sanitarias y privación de la posibilidad de cobrar el subsidio por desempleo, al margen de la precariedad laboral. "El futuro se presenta muy incierto" para el colectivo inmigrante -según reza el comunicado remitido por el sindicato- dado que los puestos de trabajo que cubre este colectivo "son los más vulnerables" frente a la caída de la actividad económica, "teniendo a su vez muy mermadas sus posibilidades de acogerse a la protección familiar o por desempleo" en el caso de que pierdan su puesto de trabajo. Fuentes de CC. OO.. señalaron asimismo que, independientemente de la nacionalidad, "se esta produciendo un crecimiento del volumen de trabajadores sin protección social o sin derechos laborales", algo que calificaron como "un fenómeno novedoso". Además, la agrupación arremetió contra las administraciones en los diferentes ámbitos, que "tienen la obligación de establecer mecanismos para aumentar la protección de los trabajadores". Renovar permisos Para CC. OO., "es necesario al mismo tiempo revisar los criterios de renovación de los permisos de trabajo", ya que en el contexto actual de desempleo provocado por la situación económica, "miles de trabajadores extranjeros pueden tener dificultades a la hora de renovar las acreditaciones por no poder cumplir los requisitos laborales que la ley exige". Muchos de estos requisitos tienen que ver o pueden ser facilitados mediante la firma de un contrato laboral en regla, hecho cuyo incumplimiento ha denunciado la central sindical. Más información en página 38