Camps asegura en les Corts que "el pueblo valenciano no claudicará a la homologación con el catalán"

Reivindica la importancia de que la Comunitat tenga "la autoridad total para enseñar el valenciano" y dice que "el día que haya una homologación total, serán otras autoridades las que decidirán sobre la lengua que es marca del pueblo"

EFE |VALENCIA

El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha asegurado hoy que el día que el pueblo valenciano "claudique ante cualquier circunstancia de homologación entre el valenciano y el catalán no será nuestro pueblo", si bien ha augurado que "eso no pasará nunca, nunca".

Camps ha hecho estas afirmaciones en la sesión de control de Les Corts, después de que la portavoz de Compromís, Mònica Oltra, le haya preguntado por las últimas sentencias en materia de sanidad, educación y otras actuaciones de investigación judicial que afectan al Consell.

El president ha reivindicado la importancia de que la Comunitat Valenciana tenga "la autoridad total para defender y enseñar el valenciano", y ha aseverado que "el día que haya una homologación total, serán otras autoridades las que decidirán sobre la lengua que es marca del pueblo y del sentimiento valenciano".

Camps ha asegurado que defender la integridad, la autoridad y la capacidad de enseñanza de nuestra lengua es "una prioridad" para él y no le da vergüenza defenderlo, y ha acusado a Compromís de querer que haya "una permeabilidad territorial que acabe definitivamente con la singularidad del valenciano".

La portavoz de Compromís, Mònica Oltra, ha asegurado que el Gobierno valenciano "tiene problemas graves con la Justicia", de manera que con las sentencias que la Generalitat tiene en contra "se puede hacer un compendio del Aranzadi".

Como ejemplo, ha citado las sentencias sobre la homologación de títulos en valenciano, las que suspendan cautelarmente la orden para impartir Educación para la Ciudadanía, o las 53 sentencias que obligan al pago de proveedores de la sanidad valenciana, por 41 millones de euros y 26 millones en intereses.

Camps ha indicado que hay que cumplir las sentencias judiciales, aunque ha explicado que la del Tribunal Supremo sobre Educación para la Ciudadanía aún no está redactada, de manera que cuando tengan claro el contenido sabrán cómo cumplirla.

El president ha reivindicado además que durante el año pasado la Generalitat llevó a cabo 2.000 licitaciones, y sólo hubo 150 impugnaciones, y ha señalado que en la "inmensa mayoría de los casos acaban siempre dando la razón a la Generalitat".