Medio Ambiente retirará los fangos para sanear Gran Playa en Santa Pola

El Gobierno destina a la Comunitat 32 millones del Fondo para la dinamización de la economía

REDACCIÓN| ALICANTE

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino va a limpiar los fangos de la Gran Playa de Santa Pola y lo hará con cargo al Fondo para la dinamización de la economía y el empleo impulsado por el Ejecutivo central. Dicho fondo invertirá en la Comunitat Valenciana 32.790.240 euros y supondrá generar un total de 821 empleos en esta autonomía, según informaron ayer en un comunicado fuentes de la Delegación del Gobierno. De esta inversión, 24,34 millones corresponden a actuaciones en materia de agua, otros 6,6 millones a actuaciones en el litoral, y 1,7 millones a actuaciones de política forestal. En concreto, con este dinero se reforzarán los programas de aguas a través de la inversión en planes de gestión e infraestructuras del agua, de calidad de las aguas, y de modernización de la gestión de recursos hídricos para el regadío, según precisaron las mismas fuentes. Por lo que se refiere al refuerzo de actuaciones en el litoral, en la provincia de Alicante la actuación más relevante será el saneamiento de fangos en Gran Playa en Santa Pola, que contará con una inversión de 600.000 euros y generará seis empleos. El paquete de medidas en este apartado se completa con el acceso peatonal en la playa de la Marina en Elche, con una inversión de 600.000 euros y 10 empleos; el acondicionamiento de la playa del Carabasí en el mismo municipio con una inversión de 600.000 euros y 10 empleos; la segunda fase de la senda peatonal en Teulada, con inversión de 300.000 euros y 10 empleos, y la senda peatonal en Benissa. Pero en la provincia de Alicante la mayor inversión se destinará a la adecuación de los equipos electromecánicos e hidromecánicos de los desagües del embalse de Amadorio, en La Vila, con una inversión de 1.416.910 euros y la creación de 38 empleos. También se incluyen los proyectos de recuperación ambiental del río Segura a su paso por el casco urbano de Rojales, con una inversión de 1.540.000 euros y 27 empleos, así como la mejora del estado ecológico del río y las ramblas de la cuenca con una inversión de 1.250.000 euros y 34 empleos.