Tharna Tirado, Miss Valencia 2008

La estudiante de Pinedo, de 20 años, optará a convertirse en la próxima Miss España

REDACCIÓN| VALENCIA
Tharna Tirado, durante la gala de Miss Valencia 2008./
Tharna Tirado, durante la gala de Miss Valencia 2008.

La joven Tharna Tirado fue designada en la madrugada del viernes al sábado como Miss Valencia 2008. La final del concurso se celebró en los salones Santo Domingo, de Albal, que también se hizo la elección de Míster Valencia: Lorenzo Donat. Hacia la 1 de la mañana de ayer, concluyó el proceso de selección iniciado a finales del pasado mes de mayo, con la primera pregala o preselección. Thara Tirado Guido, según fuentes de la organización, es de Pinedo y tiene 20 años. Esta estudiante de Gestión Administrativa de ojos marrones y pelo rubio se hizo con un puesto entre las 14 finalistas a finales de junio, cuando ganó la banda de Miss Jaleo en la discoteca de Montroy del mismo nombre. "Le gusta mucho la moda", destacaron desde la delegación en Valencia de Miss España, que no facilitó una entrevista con la ganadora. La nueva Miss Valencia, que sucede así a Mónica Mestre, mide 1,75 y sus medidas son 90-61-90. Como primera Dama de Honor resultó elegida María Amparo Mansilla, estudiante de Físicas de 19 años y natural de Paterna. A la fase final de la provincia de Valencia accedió como ganadora de Miss Apache. Tiene una estatura de 1,77 y sus medidas son 85-60-88. Primeras pregalas Sara Otero Tudela se convirtió en la segunda Dama de Honor de Miss Valencia. Nacida en la capital hace 17 años, se encuentra estudiando el segundo curso de Bachillerato. Consiguió la banda de Miss Bananas, en una de las galas que tuvo más participantes, con su 1,80 y unos números de 85-60-90. Casualmente, las tres primeras clasificadas de esta edición han salido de las primeras cuatro preselecciones que se han organizado. En cada una de ellas suelen presentarse entre 10 y 12 aspirantes, aunque la mayoría de ellas proceden de galas anteriores. A la final de Míster Valencia habían llegado este año una docena de chicos. Lorenzo Donat Saurí es un valenciano moreno, de 26 años y 1,88 de altura. José Manuel Lara Caballero fue designado primer finalista del certamen. De 26 años, con ojos verdes y pelo negro, este joven de Torrent mide 1,85 y es comercial y monitor de musculación. Consiguió acceder a la selección como ganador de Míster Jaleo. El segundo finalista fue Rafael Mora. Nacido en Castellón, de pelo castaño (aunque actualmente está rapado) y ojos verdes, mide 1,80 metros, tiene 25 años y es policía portuario. En su caso, accedió al acto de Albal tras conseguir la banda de la discoteca Dadará. Tharna Tirado se enfrenta ahora al complicado reto de convertirse en la primera valenciana que accede a la corona de Miss España después de 23 años. La última valenciana en lograr el título nacional fue Amparo Martínez, ganadora en 1985. Entre las 14 finalistas de Miss Valencia para este año había jóvenes de entre 17 y 24 años. También una de 16 años, con la correspondiente autorización de los padres, según fuentes de la organización. La mayoría combinan sus estudios universitarios o de Bachillerato, con sus primeros trabajos en la moda. Concentración previa Muchos de ellos deciden presentarse a los concursos "para pasarlo bien" o "conocer gente", además de por tener la oportunidad de trabajar en el campo de la moda o la publicidad, según explicaron el miércoles en uno de los actos de la concentración previa a la final. La gala celebrada en Albal contó con algunas novedades como el desfile en bañador. También se preparó una pantalla gigante para las votaciones. Las candidatas habían realizado diversos ensayos durante la semana para los desfiles y las coreografías, durante la concentración de tres noches en un hotel de Paterna. Los miembros del jurado, además, entrevistaron a todas las misses. Cada uno le formulaba una pregunta, de la que tenían que salir airosas. Durante la semana, las aspirantes a Miss Valencia asistieron a diversos actos de índole publicitario, ya que visitaron las empresas de diversos patrocinadores. Entre los actos más lúdicos destacó la visita al centro hípico y restaurante Mas Ferrat de San Antonio de Benagéber. Una decena de chicas se atrevieron incluso a montar a caballo. Algunas no lo habían hecho nunca. No era el caso, sin embargo, de la primera Dama de Honor, María Amparo Mansilla, una de las dos primeras en montar a caballo, y que explicó que ya tenía alguna práctica.