El Síndic pide al Ayuntamiento precaución por los riesgos de antenas de móvil

EFE| VALENCIA

La Sindicatura de Greuges ha recomendado al Ayuntamiento de Valencia que aunque "no existe evidencia científica" sobre la peligrosidad de las antenas de telefonía móvil, actúe con "precaución, adoptando las medidas incluso antes de contar con una prueba científica completa del posible riesgo". El síndic de Greuges en funciones, Carlos Morenilla, demanda cautela a las administraciones a instancias de sendas quejas que le han remitido sobre la instalación de antenas de telefonía móvil, una en referencia a un colegio de Torrefiel, y otra a un edificio en el que se han detectado varios casos de cáncer. En el caso de este inmueble caso el síndic afirma que en los últimos años "el continuo desarrollo de las telecomunicaciones ha llevado consigo la proliferación de antenas de telefonía móvil y como consecuencia, la correspondiente preocupación social respecto a su repercusión en la salud de las personas". Pese a ello, no existe "evidencia científica sobre la inocuidad o nocividad de las radiaciones no ionizantes en los niveles en que operan las estaciones de telefonía móvil", reconoce Morenilla, quien apunta que no obstante hay que actuar sobre "la base del principio de precaución, adoptando medidas incluso antes de contar con una prueba científica completa del riesgo". La Sindicatura de Greuges también ha recomendado al Ayuntamiento que "mantenga una especial vigilancia y control" sobre el funcionamiento de una antena de telefonía móvil ubicada cerca del colegio público Torrefiel, y que está pendiente de renovar la licencia municipal que autorice su funcionamiento. En la resolución de una queja presentada por la Asociación de Padres y Madres de Alumnos del centro, Morenilla, también aconseja al Ayuntamiento que "agilice" la tramitación y resolución del expediente de licencia municipal de renovación de la instalación de telecomunicaciones.