Un hombre condenado por maltrato mata a su novia en Pontevedra durante un permiso penitenciario

Cumple condena en A Lama (Pontevedra) por malos tratos contra su ex mujer, a la que también fue a agredir, pero no se encontraba en casa

REDACCIÓNMADRID
Entrada a la vivienda, precintada por la Guardia Civil, en la que Maximino Couto, en permiso penitenciario, asesinó ayer a su novia. /Efe/
Entrada a la vivienda, precintada por la Guardia Civil, en la que Maximino Couto, en permiso penitenciario, asesinó ayer a su novia. /Efe

Durante un permiso carcelario, Maximino Couto Durán, un pontevedrés de 60 años condenado por maltrato,ha matado a su novia en Tourón (Ponte Caldelas) y ha herido gravemente a otras tres personas, entre ellas un policía nacional, según publica la edición digital de . La víctima es María del Rosario Peso André, de 57 años, que, según fuentes policiales, no lo había denunciado por malos tratos. Quien si lo había denunciado era su ex mujer, por lo que el presunto asesino cumplía condena por malos tratos y contaba con una orden de alejamiento.

Al parecer ayer, después de agredir a su novia, a la que golpeó repetidas veces contra el suelo, se dirigió al domicilio de su ex mujer en Mourente. Pero ésta no se encontraba en ese momento en casa y el homicida, armado con un cuchillo, atacó a una pareja de vecinos que compartían edificio con su ex esposa y que habían testificado contra él en el juicio por el que fue condenado.

El ruido hizo que otros vecinos del inmueble avisasen a la Policía, y mientras trataban de controlarle un agente de la Policía también fue herido de arma blanca. Los dos vecinos agredidos y el policía se encuentran heridos de gravedad aunque su estado no reviste peligro.

El preso, que ingresó en el hospital con síntomas de ansiedad pero después fue trasladado a dependencias policiales, tenía colocada una pulsera localizadora para controlar sus movimientos.

La víctima solicitó su permiso

El director de la cárcel de A Lama, José Antonio Gómez Novoa, ha asegurado en declaraciones a la que la mujer asesina le suplicó" hace unos días que le concediera el tercer grado penitenciario a su pareja. "Incluso me sorprendió que incidiera en que había una persecución hacia su compañero a no concedérselo", subraya.

Gómez Novoa ha resaltado que tanto él como otros funcionarios de la prisión había dedicado "mucha atención" a la mujer asesinada ayer y había hablado con ella en varias ocasiones, y nada hacía prever el trágico desenlace. En este sentido, el director de la cárcel ha afirmado que el detenido cumplía las condiciones necesarias para obtener el permiso penintenciario. Couto Durán cumplía una condena por amenaza y resistencia de dos años, siete meses y 25 días.

Conducta normal

A juicio del director del centro penitenciario, la conducta del agresor era "normal" y que tenían un conocimiento exacto tanto del preso como de su compañera sentimental. Además, ha señalado que todos los informes eran favorables a la concesión del permiso, por lo que era imposible prever los acontecimientos.

"El centro adoptó todas las medidas necesarias. Se comunicó la salida de permiso a la Unidad de Violencia de género, a las Fuerzas de Seguridad, al Servicio Gallego de Protección de Igualdad del Hombre y la Mujer, además de la instalación del GPS", ha explicado.

El director de prisión de A Lama ha manifestado que intentaban tomar las decisiones correctas para que "los internos salgan en las mejores condiciones posibles", aunque reconoció que a veces los informes fallan, ya que "no podemos saber lo que hay en la mente humana".

Fotos

Vídeos