La Generalitat cierra otros dos repetidores ilegales de TV3

El Consell alega que la actuación estaba aprobada desde julio

REDACCIÓN| VALENCIA

Acció Cultural denunció ayer el cierre por parte de la Generalitat de los repetidores de Llosa de Ranes y Alginet, en la provincia de Valencia, que han dejado sin emisión de la televisión autonómica catalana TV3 a las comarcas de la Ribera y la Costera. En un comunicado, lamentaron que las conversaciones políticas que debían resolver la situación de TV3 en la Comunitat y garantizar la reciprocidad de las emisiones de las televisiones autonómicas de las dos comunidades "ha llevado a Canal 9 al principado" mientras que TV3 desaparece "poco a poco". Según Acció Cultural, ayer, "sin previo aviso", los técnicos al servicio de la Generalitat procedieron a la clausura de estos repetidores aunque, según reconocieron fuentes de la entidad, se trata de una medida provisional autorizada judicialmente en el mes de junio de 2008. Sin embargo, la asociación recordó que la autorización de entrada de la medida provisional estaba concedida por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 9 de Valencia pero se encuentra en fase de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia. Así, Acció Cultural explicó que, en estos momentos, "dos años después del inicio de las actuaciones contra la TV3 " en la Comunitat , "no hay sentencia firme sobre este tema que está pendiente del TSJ". Por su parte, la Dirección General de Promoción Institucional de la Generalitat valenciana recordó ayer que adoptó el 8 de febrero de 2008 el cese de las emisiones de TV3 y otros canales de la televisión pública de Cataluña que la Fundació Ramon Muntaner, vinculada a Acció Cultural del País Valencià (ACPV), realiza desde los repetidores de Alginet y Llosa de Ranes. La Generalitat ordenó el cierre de las emisiones de TV3 y otros canales de la televisión pública de Cataluña de ambos repetidores, el primero correspondiente a la comarca de la Ribera Alta (Alzira) y el segundo a la comarca de la Costera (Xàtiva). El cese de las emisiones se adoptó el día 8 de febrero de 2008 en la resolución de la Dirección General de Promoción Institucional con la que se inició el expediente sancionador contra la Fundación, por "la realización de emisiones ilegales de TV3 y otros canales públicos catalanes". Tras acordar el cese, Presidencia "solicitó autorización al juzgado para entrar en los repetidores y proceder al cese de las emisiones", que fue concedida por el órgano judicial mediante un auto de fecha 23 de junio de 2008. Actualmente, la Generalitat ya ha cerrado el repetidor de La Carrasqueta en Alicante y, según recordó, "se nos ha denegado la entrada en los centros de Gandia, Castellón y Valencia", aunque el Consell "ha recurrido estas decisiones judiciales de denegación de entrada", aseguraron fuentes de Presidencia. El Gobierno catalán expresó ayer su rechazo por el nuevo cierre de repetidores de señal de TV3. La medida "perjudica el proceso de acuerdo" para intercambiar la señal de RTVV y TV3. El Ejecutivo catalán reclamó al Gobierno la inmediata aprobación del decreto de reciprocidad televisiva. El ejecutivo catalán considera "inaceptable" la actitud dilatoria del gobierno español que "obstaculiza la reciprocidad entre los dos territorios", y recuerda que el Departamento de Cultura y Medios de Comunicación recibió en abril del 2007 el compromiso del Ministerio de Industria de elaborar un real decreto. ERC también ha condenado, por su parte, el cierre de los repetidores.