La avenida de Alfonso el Sabio

AMBROSIO RUIZ| ALICANTE

El escritor monovero José Alfonso escribió de la avenida de Alfonso el Sabio: "...tuvo y retuvo su gracia y su evidente encanto. Fue útil pista para pasear en las noches de verano y de invierno". Era una avenida sin asfaltar a finales del siglo XIX, posteriormente fue adoquinada y se construyó con visión de futuro. Ha tenido muchas cambios. Tuvo en su parte central unos setos que dividía el paso de los primitivos tranvías que circulaban en ambas direcciones, y eso sí, siempre anchas aceras. En ella muchos comercios, salas de cines, y bancos. El nombre se le dio a esta avenida por lo mucho que el rey hizo por Alicante ya que visitó la ciudad en distintas ocasiones. Cuentan las crónicas que en 1270 hubo una junta de reyes. Don Alfonso y su esposa solicitaban un consejo paternal de Jaime de Aragón y se concertó la entrevista en Alicante. Trataron sobre asuntos de Andalucia. Esta es una de las muchísimas reseñas históricas que significaron lo mucho que tuvo la historia entre el rey y la ciudad. En esta avenida hubo dos cines de gran trascendencia como fueron el Capitol Cinema y el Salón España, en donde estuvo expuesto el cadáver del malogrado boxeador alicantino Benjamín Rodríguez. Después este local se llamó el Monumental. Los dos han desaparecido. También hubo unos bajos en los que estuvo el Ateneo Republicano Radical, el Sindicato de Riegos de la Huerta de Alicante. Hubo además una posada en la casa conocida del Azúcar, y establecimientos señeros como la confitería de Jaime Olmos, que después fue de Paco Casa; o la barbería de José del Sacramento. En ella vivió y murió el fundador de las Hogueras, José María Py, allí vivieron y tenía sus clínicas los médicos Albert Blasco, Paco Llorca, Aramburu y Purkis, el practicante Evaristo Albert Pérez. Los periodistas Fernando Orts, y su hijo Miguel Orts, como en un entresuelo vivió el también periodista alicantino Miguel Arques Such. El canónigo de la hoy Concatedral de San Nicolás, Gaspar Blanquer. También acogió dos importantes empresas: la imprenta de Such, Serra y Compañía que regentó,el fallecido cronista de la ciudad Joaquín Collía. Los negocios de maderas de Julio Ingesta. Ahí sigue el Mercado Central, desde el año 1911 cuyo primer proyecto realizó el arquitecto E. Sánchez Sedeño, y que en varias ocasiones se han efectuado reformas por distintos arquitectos, las de Pedro Lafarga, Juan Vidal, Antonio Navarro, Enrique Jiménez García y Manuel Martín. Durante años en la parte de los sotanos estuvo el cuartelillo de los Bomberos. Y ya más reciente yestuvo el Banco de Alicante, en el solar del cinema Capitol.

Fotos

Vídeos