Un alcalde que también hace de policía

Vicent García, primer edil de Algemesí, aborta un robo tras una persecución

MANUEL GARCÍA| ALGEMESÍ
El alcalde de Algemesí señala el lugar donde tenía retenido al ladrón./
El alcalde de Algemesí señala el lugar donde tenía retenido al ladrón.

"He ido corriendo detrás de él, le he tirado un zarpazo al cuello y lo he retenido contra el suelo". De esta manera tan aparentemente sencilla, un ciudadano de Algemesí contaba cómo había colaborado para detener a un ladrón de bolsos. Sin embargo, no se trataba de un vecino normal, sino del primero de ellos. Fue el propio alcalde de la ciudad, Vicent Ramón García, del Partido Popular, quien ayer colaboró con la justicia al detener a este ladrón. Todo ocurrió por la mañana. "Salía de ver unas obras cerca del Museu de la Festa, cuando vi que venía corriendo hacia nosotros un joven y, detrás de él, un hombre y una mujer gritaban que le habían robado el bolso", explica el primer edil. Sin dudarlo, comenzó a correr en dirección al ladrón. "Éste, al ver que iba corriendo hacia él, se dio la vuelta y se fue corriendo. Yo continué detrás, le alcancé y lo retuve contra el suelo hasta que pude llamar al retén de la Policía". El ladrón era de una complexión "similar a la mía y pude retenerlo". Cuando el ladrón estaba inmovilizado en el suelo "me decía que le estaba haciendo daño en el brazo, pero yo sólo lo tenía cogido para que no se moviera", explicó García, quien reconoció que, hace algunos años "practicaba mucho deporte, aunque ahora casi que no tengo tiempo". El robo, según él mismo explicó, se produjo en una farmacia de la calle Muntanya, y tras protagonizar su acción, el hijo de la mujer que había sido robada "me dio las gracias, pero creo que es algo que hace cualquier persona que se ve en esta situación". El propio alcalde comentó que la ciudad ha vivido un fin de semana bastante intenso por lo que respecta a la actuación policial. De este modo, explicó que se han realizado "más de 20 detenciones". La primera de ellas se produjo el viernes "cuando la propietaria de un establecimiento de ropa avisó a la policía de la presencia de dos menores sospechosos de hurto. Además, el mismo día, la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local, detuvo a otro individuo por robar en los campos de la zona así como a los agricultores". El sábado, la Policía Local realizó tres detenciones. A las ocho menos cuarto de la tarde se procedió a la detención de otros dos menores también por hurto en un establecimiento de comestibles. Los menores comparecerán ante la Fiscalía. Unas horas antes, a la una, los agentes detuvieron a un varón de nacionalidad extranjera que pretendía robar en la calle por el método del tirón. Ya el domingo, la Policía Local de Algemesí detuvo a 13 personas por robo y hurto en diferentes actuaciones. Banda organizada La primera de ellas tuvo lugar a las seis de la mañana cuando, gracias a la colaboración ciudadana, se pudo detener a una banda organizada de Madrid formada por siete varones de nacionalidad rumana que estaban robando primero en un estanco y posteriormente en una pastelería de la localidad. Una vecina del municipio dio la voz de alarma a la policía cuando detectó una furgoneta llena de gente que se introducía en unas obras. La policía se acercó hasta el lugar de los hechos y constató que una banda formada por siete varones de nacionalidad rumana estaba robando en el interior de un estanco. Los agentes de la Policía Local en colaboración con la Policía Nacional los detuvieron y se incautaron del material interceptado. Según los agentes, los detenidos llevaban cerca de 2.000 euros en metálico y una gran cantidad de cartones de tabaco así como herramientas utilizadas en actos vandálicos. Los sospechosos y el vehículo interceptado ya han pasado a disposición judicial. Con posterioridad, detuvo a otro varón de nacionalidad marroquí que estaba sustrayendo gasóleo de una empresa local de recogida de basura. Pocas horas más tarde, los agentes reciben el aviso de un robo en una pastelería de la ciudad. Tras la notificación acuden al lugar de los hechos y proceden a detener a cuatro mujeres de nacionalidad rumana puestas ya a disposición judicial. Durante la detención se les incautan 400 euros sustraídos al descuido de una caja registradora de un comercio.