El Supremo rechaza investigar al ex alcalde de Burriana Alfonso Ferrada "por falta de indicios"

El Alto Tribunal se declara incompetente para juzgar la causa del senador territorial y devuelve las actuaciones al juzgado de Vila-real

EUROPA PRESS| CASTELLÓN
El ex alcalde de Burriana y senador del PP, Alfonso Ferrada./
El ex alcalde de Burriana y senador del PP, Alfonso Ferrada.

El Tribunal Supremo (TS) no observa "dato suficiente alguno" para imputar al ex alcalde de Burriana y actual senador del PP, Alfonso Ferrada, por lo que rechaza instruir las diligencias abiertas contra él en el Juzgado número 1 de Vila-real por supuestas irregularidades urbanísticas en los PAI Pedrera Port y Jardines de la Malvarrosa de la localidad, además de otras presuntas irregularidades cometidas en el hotel Aloha de Burriana, propiedad de la familia del ex alcalde. El Supremo ha declarado su falta de competencia para la instrucción de la causa y la remite de nuevo al juzgado de Vila-real, de donde salió el pasado mes de junio, al entender el juez que la condición de aforado requería que la causa la instruyese el Supremo. Así lo hizo público ayer la Sala de lo Penal del Alto Tribunal que, mediante un auto, recordó que "para instruir y enjuiciar causas contra aforados, condición del senador popular, es necesario que haya algún indicio o prueba que pudiera servir de apoyo a la imputación de la que se le acusa". En este sentido, continúa el documento, "de lo investigado hasta el momento, no existe una imputación de delito lo suficientemente individualizada y con un mínimo de respaldo probatorio contra Ferrada como para determinar la competencia de esta sala". Por ello, el TS devuelve las actuaciones al citado juzgado y le insta a que "si en su día observa algún indicio de infracción penal y la participación en ella del aforado, eleve nuevamente las diligencias al Supremo". Cabe recordar que el juzgado de Instrucción número 1 de Vila-real remitió el pasado junio al Tribunal Supremo la causa abierta contra el ex alcalde de Burriana y actual senador del PP por supuestos delitos de corrupción urbanística. Según explicaron entonces fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el juez remitió una exposición razonada al TS en la que argumenta y justifica que es ese tribunal el que tiene la competencia en el caso, por estar aforado. Ferrada está imputado en un caso de presunta corrupción urbanística por el caso Pedrera Port, un proyecto urbanístico que acabó en manos de un empresario a quien el ex alcalde benefició supuestamente. En concreto, el PSPV de Burriana presentó en enero de 2007 una querella criminal contra el ex primer edil y los entonces concejales de Urbanismo, Javier Perelló, y de Fiestas, Pedro Sancerni, que también incluía al constructor Carlos Esteve, administrador de Corporación Inmobiliaria Albia, adjudicataria del PAI Pedrera Port. La querella atribuía a Ferrada, Perelló y Esteve los presuntos delitos de "prevaricación e infracciones urbanísticas por la aprobación y adjudicación provisional del PAI en enero de 2006" . Según los socialistas, este PAI "ha sido el más rápido en aprobarse en la historia del Ayuntamiento de Burriana provisionalmente, ya que estaba pendiente de la redacción de un concierto previo al no cumplir el PGOU, se hizo de espaldas a los intereses de los ciudadanos, atendiendo sólo a los intereses de particulares, ya que contaba con los informes contrarios de los técnicos municipales y de la propia secretaria del Consistorio". En el caso de Pedro Sancerni, la querella se debió a la negativa del edil de explicar a qué empresas contrataba para las actividades de su concejalía. Mientras, el PSPV se querelló contra Javier Perelló por la tramitación de las unidades de ejecución A-24, A-25 y A-26, que motivó las protestas de decenas de vecinos afectados y contra el empresario Carlos Esteve como "máximo beneficiario de dicha operación", dijo. El "polémico" PAI Además de las acusaciones socialistas, Ferrada también tuvo que hacer frente a las protestas de los vecinos afectados por la tramitación del Pedrera Port, que se constituyeron como asociación y mantuvieron diversos encuentro con el entonces alcalde para reclamarle "la ejecución del proyecto". El pleno del Ayuntamiento de Burriana aprobó el pasado mayo el documento del concierto previo del futuro PGOU del municipio, que definirá el futuro diseño urbanístico de la ciudad. El texto salió adelante con el voto a favor del equipo de gobierno, ya que todos los grupos de la oposición mostraron su rechazo. El texto incluía el PAI Pedrera Port.

Fotos

Vídeos