Detienen en Alberic a un hombre acusado de retención ilegal de su ex pareja y dos hijos

Cumplía condena en régimen de tercer grado en Castellón y tenía una pistola en el coche

G. P.| ALBERIC
El detenido, ayer, al salir del cuartel de la Guardia Civil de Alberic./
El detenido, ayer, al salir del cuartel de la Guardia Civil de Alberic.

Su huida apenas duró una hora y media. Un control de la Guardia Civil de Alberic en el término de Masalavés sirvió para detener al vehículo que ocupaba un hombre junto a su ex pareja y dos de sus hijos. Todo comenzó en la localidad albaceteña de Chinchilla de Monte-Aragón en la tarde-noche del miércoles. El hombre, de 26 años de edad, según fuentes de la investigación, metió a su mujer por la fuerza en un vehículo y, junto a dos de sus tres hijos, emprendió viaje hacia la ciudad de Valencia, donde viven sus suegros. Minutos después, algunos familiares de la mujer llamaron a la Guardia Civil para informar de lo que había ocurrido, por lo que los agentes establecieron controles en diferentes puntos. Fue en uno de ellos, ya cerca de la ciudad de Valencia, y alrededor de las diez de la noche, cuando se produjo la localización del vehículo que, en un principio, no concordaba con los datos ofrecidos por los familiares de la mujer, pero la intuición policial les llevó a detenerles. Al registrar el coche y confirmar su identidad, los agentes se encontraron con la sorpresa de que este hombre estaba cumpliendo condena en régimen de tercer grado en la cárcel de Castellón. Y en lugar de presentarse a las diez de la noche, como le correspondía, a esa hora se encontraba a muchos kilómetros de distancia. Había ido a Chinchilla en busca de su ex pareja. Además, los agentes de la Benemérita hallaron una pistola Astra de nueve milímetros en la guantera del vehículo. De este modo, este hombre fue detenido acusado de tres delitos según explicaron las mismas fuentes. En primer lugar, será juzgado por un presunto delito de detención ilegal. Asimismo, deberá hacer frente a la acusación por presunto un delito de violencia de género ya que, según ha podido saber LAS PROVINCIAS, obligó a entrar a su ex pareja en el coche cogiéndola del pelo. Por último, la tenencia de un arma de fuego, hallada en el interior del coche, también deberá ser considerada por la justicia. De este modo, y tras pasar la noche en el cuartel de la Guardia Civil de Alberic, a primera hora de la tarde salió del edificio esposado, acompañado por varios agentes de la Guardia Civil, con semblante tranquilo y sin ocultarse en ningún momento de los flashes de las cámaras. "De manera voluntaria" El abogado del detenido, por contra, dio una versión bastante diferente de lo ocurrido en la tarde del martes, ya que manifestó que su ex pareja "ha dicho que se había ido con él de manera voluntaria". Según explicó su abogado en la tarde de ayer, esta persona se encontraba cumpliendo una condena desde hace cuatro meses en la penitenciaría de Castellón "por un delito menor" y decidió desplazarse hasta la localidad castellano manchega donde ésta reside por causas que no concretó. Allí fue donde se produjo la discusión que culminó en este viaje en dirección a la ciudad de Valencia que fue abortado por la intervención policial en la comarca de la Ribera. El letrado también destacó, por último, que su defendido tiene previsto pasar a disposición judicial durante la jornada de hoy en la ciudad de Albacete.