Construcción de un gran órgano

La basílica de San Jaime Apóstol inició recientemente la construcción del que será el segundo órgano más grande de la Comunitat Valenciana. El órgano, que será sufragado por la feligresía, el Ayuntamiento y la Diputación, sustituirá al anterior, del siglo XVII, destruido en el año 1936. Está previsto que sea instalado antes del año 2012 en el mismo lugar de la basílica en que estuvo emplazado el anterior. El instrumento medirá 5,70 metros de alto por 6 de ancho, dispondrá de más de 3.200 tubos, algunos de hasta cinco metros de largo, contará con 54 registros, tres teclados y uno más de pedaleo, que permitirá "interpretar todo el repertorio musical desde el siglo XV hasta la actualidad", según apuntaron fuentes de la empresa valenciana Berenguer y Díaz SL encargada de la construcción de este instrumento.