Un problema extendido en la Comunitat

R. M.| VALENCIA

Situaciones semejantes a las de Algemesí se están produciendo en otros municipios de la Comunitat. Hacer frente a la hipoteca se ha convertido en algo imposible incluso para aquellos a los que un día les tocó la lotería, por así decirlo, pues podrían disponer de un domicilio propio con unos precios mucho más razonables y asequibles de los que se pueden encontrar en el mercado.

Desde que se realizara el sorteo de VPO en Llíria a finales de 2007, algunos de los 84 adjudicatarios no han podido hacer frente al préstamo y a lo largo del año estas viviendas volverán a adjudicarse. Según fuentes municipales, "los precios y las condiciones se han mantenido, no ha habido ninguna modificación. Lo único que ha ocurrido es que algunas familias no han podido hacer frente a la hipoteca".

En San Antonio de Benagéber, los 83 afortunados tendrán que pagar alrededor de 30.000 euros más. Después del sorteo realizado en abril de este mismo año la Generalitat aprobó en junio un decreto en el que incrementó el precio de las viviendas de protección oficial.

Desde el Ayuntamiento buscan posibles soluciones con la empresa promotora para poder disminuir el precio. "Se están barajando distintas fórmulas para disminuir el precio. Una de las opciones es convertirlas en viviendas de régimen general", explicó Felipe del Baño, concejal de Urbanismo.

Además, aseguró que durante el mes de octubre tienen la intención de que el tema quede zanjado y que se solucione del mejor modo posible para los adjudicatarios.