La cárcel de Albocàsser abre sus puertas para recibir a los primeros presos durante la próxima semana

La puesta en funcionamiento del centro penitenciario Castellón II prevé descongestionar de internos otras prisiones de la Comunitat

REDACCIÓN| CASTELLÓN
Autoridades y vecinos conocieron por dentro las instalaciones de Albocàsser./
Autoridades y vecinos conocieron por dentro las instalaciones de Albocàsser.

El subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, anunció ayer que a partir de la semana que viene comenzarán a llegar presos procedentes de otras cárceles al centro penitenciario Castellón II, situado en Albocàsser.

Según informaron en un comunicado fuentes de la Subdelegación, Lorenzo hizo estas declaraciones en la jornada de puertas abiertas celebrada en la nueva cárcel, en la que, a su juicio, los vecinos han podido comprobar que "con sus tributos" se ha construido un nuevo centro "de última generación, seguro y digno".

Al acto, que no fue convocado públicamente, asistieron alcaldes y concejales de municipios castellonenses, así como vecinos de Albocàsser y de otros pueblos de la zona, quienes realizaron un recorrido guiado por las instalaciones penitenciarias en el que visitaron las celdas, los patios, las salas de estar, la enfermería y las cocinas, entre otras dependencias. "Actos como el de hoy -ayer para el lector- son muy útiles para mostrar a los ciudadanos en qué y cómo se gasta el dinero de sus impuestos", señaló Lorenzo.

Lo que no especificó el subdelegado es de qué cárceles procederán estos primeros reclusos. Esta misma semana, el director de la cárcel de Picassent cifró en 500 los presos que saldrán de este recinto para ingresar en el de Albocàsser y las previsiones son que 120 de ellos lo hagan en el mes de septiembre, descongestionando así el centro penitenciario valenciano.

Por otra parte, el subdelegado del Gobierno cifró ayer en un comunicado la inversión pública del Ejecutivo central en Castellón en casi 100 millones de euros. El representante gubernamental, quien destacó "el alto nivel de compromiso con la ciudad de Castellón", incluyó en su relación obras como la remodelación del Banco de España (8 millones) o la comisaría (6,6 millones), aún por ejecutar; una inversión adicional de 50 millones en el Río Seco o el edificio de Hacienda (14,4 millones).