Bétera saca a la luz sus orígenes

Los arqueólogos excavan un edificio del siglo VI construido sobre una villa romana

MAITE MONTALT| BÉTERA
Varias personas trabajan en la excavación./
Varias personas trabajan en la excavación.

El yacimiento romano de Horta Vella, en Bétera, es conocido por el muro de sus termas, que con sus 4,5 metros ha desafiado el paso de los siglos para alzarse con el título del más alto que se conserva en la Comunitat Valenciana. Sin embargo, junto a estos restos se encuentran otros de época posterior, menos conocidos pero no por ello carentes de importancia. Se trata de un edificio visigodo que, tres años después de ser descubierto, verá finalmente la luz.

Según explicaba Josep Burriel, el arqueólogo y codirector del proyecto, han iniciado la VIII campaña de intervención en la zona. El objetivo de la actuación, que se prolongará hasta el 14 de octubre, se centrará en el sector sur, precisamente el que contiene la estructura de los siglos VI y VII.

La importancia de trabajar en este punto reside, según palabras del experto, "en que hay muy pocas villas romanas en nuestro territorio que sin solución de continuidad hayan estado ocupadas durante 700 años". Las labores servirán además para conocer mejor la evolución del asentamiento.

Carácter agropecuario

La construcción visigoda se cree que tenía un carácter agropecuario "por su forma y disposición", según exponía Burriel. En total, el yacimiento excavado hasta el momento ocupa unos 1.000 metros cuadrados, de los que prácticamente una tercera parta corresponden al edificio sobre el que se está actuando.

"Pensando en la musealización, se tiene que dar preponderancia tanto a la parte visigoda como a las termas", especificaba el citado arqueólogo, quien ponía de manifiesto que los muros incluso se adentran en los campos colindantes porque la vivienda es "de una gran extensión".

En la campaña están trabajando seis personas contratadas por el Ayuntamiento de la población, dos técnicos y ocho estudiantes de la Universidad de Valencia. El coste de la intervención supera los 30.000 euros cofinanciados entre el Consistorio de la localidad y la Conselleria de Cultura.

El entorno de Horta Vella está declarado desde el año 2000 como Bien de Relevancia Local. A pesar de la amplitud del enclave y las diferentes intervenciones realizadas, por el momento se desconoce quien fue el militar o patricio propietario de la villa.

Sin embargo, según señalaba Burriel, se sabe que perteneció a un personaje importante debido a que han hallado dos circuitos termales, uno para hombres y otro para mujeres, de dimensiones mayores al de otras instalaciones similares encontradas en ciudades.

En la última actuación se excavó el desagüe de la natatio, descubrieron restos funerarios de época bajo-imperial y ocho silos cristianos de los siglos V y VI.

Respecto a las próximas intervenciones, Josep Burriel destacó que consolidarán las termas, ya que están pendientes de otra subvención.

Fotos

Vídeos