Valencia revive su siglo de oro

Casi 700 personas recrearán el desfile cívico organizado en 1428 por Alfonso el Magnánimo

E. PÉREZ| VALENCIA
Algunos de los vestidos y armaduras medievales que han servido de muestra para recrear la cabalgata cívica de 1428./
Algunos de los vestidos y armaduras medievales que han servido de muestra para recrear la cabalgata cívica de 1428.

Será la única vez en 580 años que se podrá ver algo similar. Valencia revivirá su siglo de oro y lo hará recreando un desfile histórico, el que el rey Alfonso el Magnánimo organizó el 9 de octubre de 1428 para conmemorar la entrada triunfal en la ciudad de Jaime I dos siglos antes. Valencia se convirtió en el centro de la Corona de Aragón. Hasta la ciudad se desplazaron representaciones de los reinos que componían la Corona. La nobleza valenciana y los gremios se volcaron en el desfile cívico con el que Alfonso el Magnánimo honró la figura del creador del Reino de Valencia. Fue mucho más que un acto de exaltación, fue toda una fiesta que unió al pueblo en un ambiente festivo y musical.

Casi seis siglos después el espíritu de este desfile se recuperará para el 800 aniversario del nacimiento de Jaime I. Será uno de los puntos álgidos de los actos que organiza la Generalitat en la recta final de las celebraciones del Any Jaume I.

En la tarde del próximo 9 de octubre, casi 700 personas y un centenar de caballos tomarán el centro histórico de Valencia para recrear la cabalgata cívica de 1428, según ha podido saber LAS PROVINCIAS. Entonces, el rey Alfonso el Magnánimo -de quien este año se conmemora el 550 aniversario de su muerte (1458), junto a la del papa Calixto III- se adelantó a sus propios planes. Había proyectado el gran evento para el segundo centenario de la entrada de Jaime I (1438) pero la amenaza de una inminente guerra con Castilla y la campaña bélica en Italia (tomó Nápoles en 1442) le obligaron a adelantar los festejos.

La importancia de Alfonso el Magnánimo en la conmemoración del 9 de octubre no sólo es importante por esto. Fue el monarca que decretó que ese día era de precepto, es decir, que debía festejarse en todo el reino.

Participantes

Todas las instancias con poder en el reino participaron en el desfile, desde representantes del clero, la nobleza, los guerreros o los gremios discurrían en un riguroso orden protocolario. La importancia de las casas nobles y de los oficios era capital para organizar la comitiva, orden que se seguirá en el acto que se celebrará el mes que viene. Del séquito también formaba parte los ballesteros del Centenar de la Ploma, un escuadrón urbano fundado en 1371 por el rey Pedro II para proteger la Senyera.

Los personajes ilustres iban acompañados de músicos, trovadores, saltimbanquis, bufones y bailarines que amenizaban la comitiva. La música cumplía un papel fundamental en los actos públicos durante la Edad Media, y también será un elemento importante en la recreación del desfile. Habrá diversos grupos musicales distribuidos a lo largo de la cabalgata, que interpretarán composiciones de la época.

La fidelidad con que se recreará el desfile cívico será total, no en vano la cantidad de documentación que han manejado los organizadores es ingente. Los mejores expertos en heráldica de España han asesorado a la organización para que las enseñas y emblemas que porten los participantes sean iguales a los de la época, lo mismo que el vestuario, el peinado, el calzado y los escudos y las armas que llevarán los recreadores; algo de vital importancia, puesto que las diferencias sociales se reflejaban en la vestimenta, e incluso el corte de pelo.

Los organizadores han recurrido incluso a bibliografía británica -donde está arraigado el estudio de la época medieval- para documentarse acerca de las costumbres de la época de los diferentes estamentos sociales en el siglo XV.

Recreadores, incluso algunos llegados de fuera de España, escenificarán el desfile, que partirá desde los alrededores de las Torres de Serranos para adentrarse en el centro histórico, aunque el recorrido aún está por cerrar, según ha podido saber LAS PROVINCIAS.

A su paso se encontrarán una ciudad engalanada para la ocasión, con las calles vestidas con estandartes y banderines como lo pudo estar ese mismo día pero 580 años atrás.