"Mi padre se siente feliz en libertad"

El entorno del opositor guineano Severo Moto, que salió de prisión tras el pago de la fianza, asegura que alguien colocó las armas en el coche interceptado en Puerto de Sagunto

J. BATISTA| VALENCIA
Esther acompaña a su padre tras salir de la prisión de Navalcarnero./
Esther acompaña a su padre tras salir de la prisión de Navalcarnero.

De la penumbra de una celda de Navalcarnero a la mañana soleada de Toledo. Las primeras imágenes que Severo Moto percibía al despertar han cambiado radicalmente en apenas 24 horas. El dirigente de la oposición guineana en el exilio, que el lunes salió de la cárcel tras el pago de 10.000 euros de fianza, ya disfruta de sus primeros días en libertad en el municipio manchego de Fuensalida.

"Mi padre se ha despertado y ha mirado a su alrededor. Se le vía contento y feliz de estar en libertad". Son palabras de Esther, la hija mayor de Moto, en declaraciones a LAS PROVINCIAS.

Su padre fue imputado por un delito de tráfico de armas de guerra, después de que un colaborador suyo, Damián Motu Ngema , fuera interceptado en Puerto de Sagunto con un coche que transportaba ocultos dos fusiles, una pistola, diversa munición y un cargador de arma corta.

La odisea legal del opositor guineano no ha terminado. De hecho, acaba de empezar, aunque de momento lo único que quiere la familia es intimidad y algunos días para reponerse de la tensión acumulada. "Ahora sólo piensa en descansar, descansar y descansar", añade Esther, preguntada por cuáles serán los primeros pasos del opositor guineano. "Estamos felices de poder disfrutar de mi padre después de cuatro meses sin poder estar con él. Hasta mi madre ya vuelve a estar bien", sentencia.

Las primeras palabras de Moto a su primogénita no fueron una declaración política ni un discurso meditado: "¿Cómo estás?", preguntó.

Tras el pago de la fianza, fue recibido por familiares y colaboradores a la salida de prisión. Antes de hacerlo, a una de las primeras personas del exterior a la que vio fue a su abogado, Francisco Fernández Goberna. El letrado explicaba ayer que el imputado se encuentra en libertad provisional y que no puede abandonar el país (debe firmar cada semana en los juzgados). De momento, no hay una fecha concreta para que se celebre el juicio.

La primera imputación hacía referencia a un delito de conspiración contra un jefe de Estado, aunque finalmente se ha quedado en tráfico de armas de guerra.

Respecto a las armas encontradas en el vehículo, Fernández Goberna explicó que no fueron colocadas por ninguna persona del entorno del dirigente opositor. "Tenemos muchísimo interés en saber quién puso esas armas en el coche, cómo llegaron y de qué forma", explicó a este periódico. También ha solicitado que se investigue la muerte en una prisión guineana de Saturnino Nkogo Mbomio, opositor detenido en Guinea Ecuatorial a raíz del decomiso de armas en Puerto de Sagunto. Amnistía Internacional denunció que presuntamente fue torturado. El gobierno de Teodoro Obiang aseguró que encontró armas en su domicilio y señaló que iban a ser utilizadas para perpetrar un golpe de Estado.

Fotos

Vídeos