Alandete logra la victoria en Alfarrasí y se prepara para el campeonato mundial

El ciclista de Algemesí sube al podio tras una carrera en la que se impuso en solitario

PAULA BORJA| ALZIRA

Pedaleó, avanzó y ganó. El corredor Miquel Alandete ha demostrado, una vez más, que encima de la bicicleta el esfuerzo de meses de entrenamiento vale la pena.

Ni la amenaza de la lluvia, ni tampoco el circuito de nueve vueltas de la carrera de Alfarrasí impidieron a Alandete alzarse con el primer puesto. Y eso que el trayecto comenzó con diversos intentos de escapada que, pese al trabajo coordinado del Meivel-Grupeta de la Ribera, no terminaban de resultar fructíferos para los compañeros del joven corredor de Algemesí.

Pese a la evolución de la primera parte del circuito, Miguel Lloret -La Vila Joiosa- y David Fajardo -Xàtiva- representaron los intereses del equipo de la Ribera durante las primeras subidas. Al mismo tiempo, el alcireño Luis Gisbert y Tomás Lloret -también de La Vila-, supieron sacrificarse en favor de Alandete.

Sólo con estas acciones se consiguieron anular las escapadas que no favorecían los intereses del corredor de Algemesí. La alerta permanente del Meivel-GR durante la primera mitad de la carrera logró mantener controlados los intentos de fuga.

La victoria de Alandete comenzó a sentirse a partir del último tercio de la prueba. Justamente cuando el ritmo que imponía el propio trazado de la competición terminó por pasar factura a los supervivientes de un grupo selecto que aún parecía mantener opciones de triunfo.

Parecían querer rozar, al menos, una de las plazas del podio. Porque el primer puesto ya tenía nombre, Miquel Alandete.

Volvió a pedalear, con más fuerza, y consiguió reventar el pelotón en un ataque al que nadie fue capaz de imponerse. Durante más de dos vueltas, Alandete, escapó en solitario. De esta manera, logró ampliar y lo que es más importante, consolidar, la ventaja respecto a la media docena de perseguidores. La persecución a estas alturas de la carrera resultaba ya imposible.

Para entonces, el podio ya le había reservado el primer puesto, en solitario, a Miquel Alandete y al Meivel-GR, en la competición por equipos. Los corredores del equipo de la Ribera volvieron a demostrar a los asistentes a Alfarrasí el espectacular dominio al que ya han acostumbrado a los aficionados al ciclismo de la comarca y al que, sin duda, se debe atribuir la confianza actual en el deporte de la bicicleta.

El reto de Austria

A pesar del esfuerzo de la reciente carrera de Alfarrasí, el ciclista de Algemesí no tendrá mucho tiempo para descansar. Tiene una prueba de oro que, nuevamente, bien merece la pena.

Alandete deberá demostrar en el Campeonato del Mundo de Austria que la victoria del año pasado en la categoría Master-30 no fue, ni mucho menos, casual o producto de la suerte. En el encuentro, que tendrá lugar el próximo día 31 de este mismo mes, el corredor del Meivel-GR se enfrentará a los 116 kilómetros de la prueba, en el circuito de Saint Johann. Y no sólo eso.

Probablemente, Alandete se habrá impuesto como reto superar las dos horas y treinta y siete minutos con las que obtuvo la victoria en la pasada edición del Campeonato. En su primera participación en la competición, en 2006, consiguió la cuarta posición.