El XIII Festival Internacional de Música Antigua y Barroca congrega a más de 2.000 espectadores

Cerca de 200.000 personas asisten al espectáculo piromusical previo a los conciertos

REDACCIÓN| CASTELLÓN

El Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de Peñíscola cerró su decimotercera edición el martes con más de 2.000 espectadores, que asistieron a los seis conciertos celebrados entre el 3 y 12 de agosto en el castillo del Papa Luna. A esa cifra hay que sumar las cerca de 200.000 personas presentes en el espectáculo piromusical que inauguró el ciclo de conciertos.

La directora del Institut Valencià de la Música, Inmaculada Tomás, declaró que esta edición ha puesto de relieve "el gran salto experimentado por los músicos y cantantes españoles, en especial las voces femeninas, dedicados a la música medieval, renacentista y barroca, que compiten con los más prestigiosos intérpretes internacionales".

Accademia del Piacere, con Mariví Blasco y Lluís Vilamajó como solistas, ofreció un primer concierto especialmente viajero por diferentes cortes españolas. La innovación llegó al festival con el grupo japonés Anthonello y el intérprete de guitarra barroca Rafael Bonavita, que reivindicaron la libertad creativa y la improvisación como elementos genuinos de la música barroca.

La ópera de Vivaldi, , fue el concierto más visto de toda la edición, con 600 espectadores. Como es ya habitual, Capella de Ministrers logró conectar con el público con una propuesta de tintes festivos y llena de vida. Por su parte, la soprano Olga Pitarch deleitó al público del castillo haciendo gala de su gran afinación, elegancia y competencia técnica, con el grupo Vie Sul Mare. La clausura corrió a cargo de la soprano Marta Almajano.

Tomás adelantó que la próxima edición tendrá programas especiales dedicados a Haendel por coincidir con el 250 aniversario de su fallecimiento.

Fotos

Vídeos