El servicio comarcal de bicis prevé aumentar el uso de este transporte hasta un 15% en 2010

El proyecto, en marcha a partir del 13 de septiembre, contará con 61 puestos de préstamo

EVA JUAN| ALZIRA
Varios ciclistas en la plaza Mayor de Alzira./
Varios ciclistas en la plaza Mayor de Alzira.

Incrementar el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano del 3% actual a un 15% en el 2010. Ese es el objetivo que la Mancomunitat de la Ribera Alta persigue con la puesta en marcha, a partir del 13 de septiembre, de un servicio de préstamo de bicicletas denominado .

La iniciativa, pionera en la comarca, supone una inversión de 200.000 euros, subvencionados por la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), y tiene como objetivo "establecer la bicicleta como un medio de transporte público que sirva para descongestionar de tráfico el casco urbano".

Así lo explica la presidenta de la Mancomunitat, Rosa Sebastià, quien además asegura que gracias a este proyecto, "podremos reducir el número de coches en circulación".

Al menos en Alzira, Algemesí, Carcaixent, Carlet y Benimodo, ya que por el momento son estos cinco municipios los que han decidido sumarse a esta iniciativa, que según apuntan desde la Conselleria de Infraestructuras, no sólo supondrá "un ahorro de 115.000 litros de gasolina al año sino que además, reducirá en un total aproximado de 300 toneladas las emisiones de CO2 en la atmósfera".

Asimismo, este servicio, en marcha las 24 horas del día, contará con un total de 61 puestos de préstamo, de los que 27 se ubicarán en Alzira, 18 en Algemesí, 14 en Carcaixent, cuatro en Carlet y uno en Benimodo, lo que se traducirá "en más de 1.500 bicicletas, ya que cada puesto contará con 25", explica Sebastià.

Rotatividad de gente

No obstante, en septiembre tan sólo se pondrán en marcha 15 bases. Cinco en la capital de la Ribera, cuatro en Algemesí, tres en Carcaixent, dos en Carlet y una en Benimodo. Las restantes se prevén para una segunda fase, a finales de año.

"Nuestro propósito es ubicar las bases de préstamo en lugares donde haya mucha rotatividad de gente como por ejemplo, cerca de las estaciones de tren, en el centro de la ciudad y también en las afueras", señala la presidenta, quien además, afirma que lo esencial "es que las bicis estén rodando durante todo el día".

Por otra parte, Sebastià avanza que se está estudiando la posibilidad "de que municipios de menos de 20.000 habitantes, como por ejemplo, l'Alcúdia, Alginet o Benifaió se unan a este proyecto de cara al 2009".

"Mucha gente no utiliza su bicicleta particular por miedo a que se la roben. Con este servicio eso se evitará ya que las bicis serán públicas", explica Sebastià.

Y es que gracias a este nuevo sistema de servicio comarcal de transporte público urbano será posible contribuir al desarrollo sostenible del medio ambiente.

De hecho, y tras un estudio de movilidad llevado a cabo por la Mancomunitat, la extensión de carriles-bici e interurbanos pasará de 9,9 kilómetros a 30. Al menos, ése es el objetivo de .