El niño de bronce de Bruselas lucirá el traje de la Muixeranga

El museo Manneken abre sus puertas al símbolo de Algemesí

CARLA BARBERÀ| ALGEMESÍ
Entrada de la Mare de Déu de la Salut a la basílica de Algemesí rodeada por la Muixeranga./
Entrada de la Mare de Déu de la Salut a la basílica de Algemesí rodeada por la Muixeranga.

El Manneken- Pis, símbolo de Bruselas, lucirá el traje de la Muixeranga, propio de la localidad de Algemesí, durante los días 20 y 21 del próximo mes de septiembre.

Este acto se repetirá a partir de esta fecha, una vez al año, ya que el mes de septiembre será la primera ocasión en la que el emblemático símbolo de la capital de la Unión Europea pueda vestir uno de los elementos festivos más tradicionales y populares de la Comunitat Valenciana.

Las fiestas de la ciudad belga centran toda su atención entorno a su símbolo principal: el Manneken- Pis. Cada mes de septiembre las órdenes de Bloempanch, la orden de los amigos del Manneken- Pis, y la del Faro y el Círculo de Historia de Bruselas, eligen cuatro trajes distintos para vestir al niño de bronce en referencia a un país, una ciudad o una fiesta concreta.

Este año, uno de los símbolos escogidos en representación de España es el de la Muixeranga. Vestirán al niño como un auténtico muixeranguer durante los días 20 y 21, coincidiendo con la fiesta de representación. No obstante, a partir de 2009, el Manneken- Pis lucirá el traje cada 7 y 8 de septiembre. Además, por si fuera poco, el traje será el primero de la Comunitat que pasará a formar parte del Museo de Manneken, donde quedará expuesto todo el año y dará a conocer la fiesta de la Mare de Déu de la Salut y de la ciudad de Algemesí.

Con anterioridad, en el año 1954, ya se pudo disfrutar viendo al niño de bronce con el traje de Torrentí, que sin embargo, no quedó expuesto ya que en aquella fecha el museo aún no tenía lugar. De esta forma, está previsto que una representación de la de la Muixeranga y otra municipal acudan al acto.

Este acontecimiento, servirá de alguna forma, para mostrar al corazón de Europa, una de las más auténticas tradiciones valencianas.