La línea defensiva republicana busca protección

Patrimonio considera "muy probable" un reconocimiento que preserve elementos de La Inmediata

F. D. C.| VALENCIA

Un paseo cultural con búnkers y trincheras de fondo podría convertirse próximamente en una realidad en Paterna, Manises, Ribarroja y San Antonio de Benagéber. La Dirección General de Patrimonio consideró ayer "muy probable" que uno o más elementos de la línea defensiva Puig-Carasoles, perteneciente al Ejército Republicano, gocen próximamente de algún tipo de protección legal. El departamento que dirige Paz Olmos iniciará un informe técnico para determinar si La Inmediata, nombre con el que se la conocía popularmente, merece algún tipo de reconocimiento que garantice su conservación.

La Coordinadora en Defensa de los Bosques del Turia es la impulsora de la idea. Para lograr su objetivo ha elaborado un exhaustivo informe técnico avalado por el Consell Valencià de Cultura y el departamento de Historia Contemporánea de la Universitat de València. Era necesario el visto bueno de dos instituciones de reconocido prestigio para que siguiera adelante.

La entidad ecologista se muestra muy optimista. Su deseo es lograr que la línea defensiva sea declarada bien de interés cultural, aunque también quedarían satisfechos si se le otorga el reconocimiento de lugar histórico. Pero el gran reto es conseguir que La Inmediata forme parte de un parque cultural, el de los pueblos del Turia, que sería el cuarto de la Comunitat Valenciana. Cuantos más elementos protegidos se alcancen, más posibilidades tiene.

Paisajes de la guerra

La finalidad de la Coordinadora es integrar este elemento del patrimonio bélico del siglo XX en el programa "Los paisajes de la guerra en la Unión Europea", que permitirá catalogar el patrimonio militar y de uso civil de la guerra en Valencia. De los cinco países participantes destaca como socio español el Consell Valencià de Cultura, contando también con el respaldo de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias.

El director del estudio sobre La Inmediata, José Durbán, reclamó en su momento "una intervención urgente de las Administraciones públicas para recuperar estos espacios, así como una serie de trabajos arqueológicos respetuosos con el entorno natural donde se ubican".

La Coordinadora en Defensa de los Bosques del Turia aportó durante meses el esfuerzo de sus especialistas para desarrollar el trabajo de campo más exhaustivo existente hasta la fecha acerca del patrimonio bélico de la guerra civil en esta zona, acompañado de coordenadas UTM, ortofotos y cartografía. En total han sido localizados 121 puntos de la línea defensiva republicana.

Recientemente, la directora general de Patrimonio comunicaba a los directivos de la entidad ecologista la inminente apertura del expediente para evaluar la posible protección de la línea defensiva republicana. La Coordinadora espera que la figura que se otorgue "reconozca su valor" y recuerda que "es trascendente la protección porque el conjunto está en relativo buen estado y aún se está a tiempo de intervenir y rehabilitarlo para las generaciones futuras como ejemplo de lo que no se tiene que repetir jamás en España, en pro de una cultura de la paz. Los ecologistas lamentamos que algunos túneles y trincheras hayan sido expoliados e incluso se usen como vertederos, como en Ribarroja".

Deterioro elevado

Fuentes de la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Turia -entidad que impulsa también los parque natural y fluvial- señalan que muchos de los puntos localizados presentan un deterioro elevado y "algunos han desaparecido debido al crecimiento urbanístico e industrial, a la transformación de zona forestal en campos de cultivo y, sobre todo, al hecho de que durante décadas este patrimonio y su valor fueron silenciados y, hasta hace poco, no se ha despertado el interés por estos asuntos. Con todo, aún estamos a tiempo de recuperarlo".

La Inmediata comprende seis sectores: a ambos lados del kilómetro 11 de la carretera de Llírica-autovía de Ademuz, en la Vallesa de Mandor, el barrando de Hondo, la zona del Coto, València la Vella y en los Carasoles. Este enclave se articuló junto con la línea defensiva XYZ para proteger Valencia de la ofensiva franquista.

Una de las conclusiones del informe de la Coordinadora destaca la dureza de las condiciones en que se desarrollaron los trabajos por parte de obreros, voluntarios, movilizados, prisioneros, presos políticos y comunes.