Los estudiantes valencianos mantendrán el horario actual y darán clase mañana y tarde

Educación zanja el debate y afirma que la decisión es definitiva

CONCHA RAGA| VALENCIA
Dos escolares a las puertas del colegio en el inicio de curso escolar./
Dos escolares a las puertas del colegio en el inicio de curso escolar.

El conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, abrió el debate y, apenas unos pocos meses después, la secretaria autonómica de Enseñanza, Concha Gómez, lo da por cerrado. No habrá clases sólo por las mañanas como pedían la totalidad de los sindicatos de profesores.

Esta afirmación, absolutamente tajante, se hizo pública ayer, en medio de una agrio y judicializado debate sobre la aplicación de Educación para la Ciudadanía en la Comunitat Valenciana.

La secretaria autonómica de Educación convocó a los medios de comunicación para dar a conocer la decisión adoptada por la Conselleria de Educación respecto a la solicitud de cambio del horario escolar en educación Infantil y Primaria. Los sindicatos de profesores venían reivindicando la supresión de la jornada partida (horario de mañana y tarde) en los centros escolares y pedían que las clases se concentraran únicamente por las mañanas.

Concha Gómez zanjó ayer la polémica reclamación sindical. "Con carácter definitivo, en la Comunitat Valenciana no se va a aplicar la jornada continua". Así de contundente lo expuso la máxima responsable educativa de la Conselleria, en ausencia del conseller, que continúa de baja por enfermedad.

La Administración educativa ha adoptado esta decisión, según palabras de Concha Gómez, "siempre pensando en el interés de toda la sociedad y no en el de un sector en concreto", en clara alusión a los representantes del profesorado que lo habían solicitado.

Indicó que desde la Generalitat han escuchado y tomado en consideración a todas las partes implicadas y, tras haber valorado las opiniones de las diferentes organizaciones de padres, de profesores, de expertos sociólogos y haber tenido presentes los resultados de una encuesta a la población, así como el desarrollo y las consecuencias que ha tenido en otras comunidades, se ha llegado a la conclusión de que mantener el actual horario escolar "es la mejor opción para el conjunto de la sociedad valenciana".

La responsable educativa aseguró que la decisión no responde a una postura "ni precipitada, ni partidista" y dio todo un conjunto de motivos que han conducido a la Conselleria a tomar el acuerdo de mantener la jornada en horario matutino y verpertino, es decir, como hasta ahora.

Entre los motivos que alegó para "dar carpetazo" al tema, destaca, por encima de todos, la falta de consenso entre todos los sectores implicados. Esta era la única condición que había puesto Font de Mora para aceptar la propuesta de una parte del profesorado.

Pero no es el único motivo que argumentó. "No sólo no hay acuerdo, sino que las familias, las primeras afectadas por la enseñanza de sus hijos, han puesto de manifiesto su rechazo rotundo a la jornada continua".

Según indicó, "no hay unanimidad entre los mismos profesores, pese al apoyo y el interés de las organizaciones sindicales".

Concha Gómez aseguró que la petición va en contra de uno de los principales objetivos de la Conselleria, "que es mejorar el rendimiento del alumnado".

Al respecto, subrayó que la reducción horaria y la concentración de materias en horario matinal "es difícilmente compatible con la lucha contra el fracaso escolar que propugna el Gobierno valenciano".

Para Gómez, la petición de clases únicamente por las mañanas es una reivindicación de los sindicatos "que va en contra del prestigio social del profesorado y no tiene en cuenta a los alumnos".

También manifestó las dificultades que supondría para "la ya complicada conciliación de la vida laboral y familiar".

Señaló que, además, choca con la introducción de nuevas materias de la LOE y el aumento de la demanda de programas específicos para colectivos desfavorecidos fuera del horario tradicional.

Gómez se refirió al hecho de que no existen informes técnicos que corroboren sus bondades educativas, "más bien al contrario, porque los ritmos de aprendizaje y descanso están actualmente muy bien secuenciados", dijo.

Apostilló, además, que en las comunidades autónomas donde se ha aplicado la jornada continua "el resultado ha sido negativo porque se han producido numerosas huidas de la enseñanza pública a la privada concertada, con lo cual son aquellas familias con menor capacidad económica las que se ven más perjudicadas".

En este punto, hizo hincapié en que la flexibilización de la jornada "va en detrimento de la escuela pública y de su prestigio y tiene un efecto perverso ya que desvirtúa uno de sus fines, la compensación de desigualdades".

La secretaria autonómica de Enseñanza afirmó que las clases sólo por la mañana "agrandarían diferencias entre la escuela pública y privada" en la Comunitat Valenciana.

Entre los muchos motivos en contra de impartir la jornada continua, Gómez rechazó el argumento de los sindicatos de profesores de que en otros países de Europa esté implantada de ese modo la jornada escolar. Más bien, al contrario, aclaró, existen diferentes horarios "condicionados por sus características". Incluso recordó que en Francia hay clase los sábados por la mañana.

Otro argumento sobre el que basó el rechazo de la Conselleria de Educación a admitir que haya clase solamente por las mañanas es que deja "en el aire las actividades extraescolares por las tardes".

Por todo ello, Concha Gómez concluyó que la Conselleria va a "seguir con los horarios escolares actuales" y que la jornada continua "no es susceptible de aplicarse de manera independiente".

Por ello, advirtió de que la decisión de mantener el actual horario "afecta a todos los centros" y aclaró que no será posible que cada uno "por decisión de su consejo escolar aplique por su cuenta la concentración horaria".

La responsable de enseñanza añadió que una medida de estas características "crearía notables desajustes a la hora de elegir centros por parte de las familias".

Con su exposición, dejó claro que la Conselleria da "carpetazo" al debate y añadió que será "infructuoso" intentar reabrirlo. "La jornada continua no se va a volver a tratar en todo lo que queda de legislatura", manifestó con total rotundidad.

Para concluir, Concha Gómez señaló que los tiempos escolares "han de tener un gran consenso", una frase que ya había manifestado el conseller Font de Mora en el momento en que abrió la puerta a los sindicatos de profesores para debatir la ansiada propuesta escolar.

"No queremos que la jornada continua vuelva a ser motivo de conflicto ni enfrentamiento inútil en la comunidad educativa y de manera especial entre padres y profesorado", remató la representante educativa del Gobierno valenciano.

Mientras, los sindicatos CC. OO. , UGT, y STE, a quienes previamente les anunció la negativa a su petición, lamentaron que la Conselleria de Educación les hubiera citado ayer para hablar de la jornada continua "cuando hay otros asuntos mucho más relevantes en estos momentos", coincidieron.

En su opinión, "es una cortina de humo para tapar los problemas graves de los centros educativos. Queremos hablar de la jornada continua, pero en otro momento", explicaron, pese a la polémica y el amplio debate que hace escasos meses desencadenó la petición del profesorado valenciano para que los centros de la Comunitat, como ya ocurre en otras autonomías, impartan clase sólo por las mañanas.

Los representantes de las organizaciones sindicales se mostraron indignados "ante la crisis institucional en la que está sumida la enseñanza, que empezará el curso próximo con 1.300 barracones y 11.000 inmigrantes", entre otros problemas.