La jornada escolar continua no se aplicará en la Comunitat ni se volverá a abrir el debate esta legislatura

Este tipo de horario "va en detrimento de la escuela pública y de su prestigio y tiene un efecto perverso", ya que desvirtúa uno de sus principales fines, como es "la compensación de desigualdades"

EUROPA PRESS |VALENCIA
La jornada escolar continua no se aplicará en la Comunitat ni se volverá a abrir el debate esta legislatura

La jornada continua no se aplicará en los centros escolares de la Comunitat Valenciana "de forma definitiva durante los próximos años" ni se volverá a abrir el debate en esta legislatura, según anunció hoy en rueda de prensa la secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, quien fundamentó la decisión de la Generalitat en que este tipo de horario "va en detrimento de la escuela pública y de su prestigio y tiene un efecto perverso", ya que desvirtúa uno de sus principales fines, como es "la compensación de desigualdades".

Gómez recalcó que la decisión de la Conselleria de Educación es "firme y no tiene vuelta atrás". Por ello, advirtió de que la obligación de seguir con los horarios vigentes en la actualidad "afecta a todos los centros y no es posible que cada uno por decisión de su consejo escolar aplique por su cuenta la concentración horaria". La jornada continua, pues, "no es susceptible de ser aplicada de manera independiente porque crearía notables desajustes a la hora de elegir centros por parte de las familias", incidió.

La secretaria autonómica explicó que la resolución de la Conselleria -que calificó de "meditada" y "nada partidista"- se basa en que en la comunidad educativa "no hay consenso" sobre la conveniencia de la jornada continuada. De hecho, apuntó, existe "un rechazo frontal entre las familias y en algunos docentes, puesto que en el profesorado no hay unanimidad pese al apoyo de las entidades sindicales".

En esta línea, argumentó que "va en contra de uno de los principales objetivos de la Conselleria, que es mejorar el rendimiento del alumnado" y, al respecto, subrayó que "la reducción horaria y la concentración de materias en horario matinal es difícilmente compatible con la lucha contra el fracaso escolar".

Para Gómez, esta alternativa es "una reivindicación de los sindicatos que va en contra del prestigio social del profesorado y no tiene en cuenta a los alumnos; dificulta aún más la ya complicada conciliación de la vida laboral y familiar" y choca con la introducción de nuevas materias de la LOE y el aumento de la demanda de programas específicos para colectivos desfavorecidos fuera del horario tradicional.

Igualmente, aludió al hecho de que que no existen informes técnicos que corroboren su bondades educativas, "más bien al contrario", dijo, y apostilló que en las comunidades autónomas donde se ha aplicado "el resultado ha sido negativo porque se ha producido numerosas huidas de la enseñanza pública a la privada concertada con lo cual son aquellas familias con menor capacidad económica las que se ven más perjudicadas".

En este punto, hizo hincapié en que la flexibilización de la jornada "va en detrimento de la escuela pública y de su prestigio y tiene un efecto perverso ya que desvirtúa uno de sus fines, la compensación de desigualdades". "Las clases sólo por la mañana agrandarían diferencias entre la escuela pública y privada", aseveró.

Por último, rechazó que en otros países de Europa esté implantada esta jornada sino que, aclaró, "existen diferentes horarios condicionados por sus características e, incluso, en Francia hay clase los sábado por la mañana", recordó.

La secretaria autonómica comunicó la decisión de la Conselleria esta mañana en sendas reuniones con representantes sindicales y con las federaciones de asociaciones de padres para informarles de la decisión, tomada después de "escuchar a todas las partes", estudiar los resultados de una encuesta realizada por la Asociación valenciana de consumidores y usuarios (Avacu), tener en cuenta opiniones de expertos y las experiencias de otras autonomías, enumeró.

Después de esto, "no queremos que la jornada continua vuelva a ser motivo de conflicto ni enfrentamiento inútil en la comunidad educativa y de manera especial entre padres y profesorado", remató Gómez.