Alejandro Bas Carratalá

JUAN NAVARRO| ALICANTE
Alejandro Bas Carratalá./
Alejandro Bas Carratalá.

Mi padre era empleado de banca y quería que yo siguiese con la profesión. Me matriculó en la Escuela Sindical de Banca, Bolsa y Ahorro que estaba en la calle Pablo Iglesias, entonces Onésimo Redondo. Nos daban una tarjeta escolar que nos servía para sacar material y libros. Cuando abandoné la escuela, dejé la tarjeta en un mueble de mi habitación y mi madre, un día haciendo limpieza, la tiró al contenedor de la calle. Ésa noche, militantes del Partido Comunista, tiraron propaganda política cerca del contenedor y la policía al recoger los panfletos, encontró mi tarjeta. Vinieron a mi casa y me detuvieron. Ése fue mi primer contacto con la policía franquista".

Alejandro Bas Carratalá nació en Alicante el 28 de marzo de 1956, en la calle Vázquez de Mella número 21. "Nací en casa, como era habitual, con comadrona asistiendo a mi madre". Hijo de Antonio Bas Brotons, empleado del Banco Central y de Rosario Carratalá Baeza que había nacido en El Campello. El padre era natural de Relleu y el matrimonio tuvo cuatro hijos: Antonio, Emilio, Enrique y Alejandro. "Soy el pequeño y cada hermano nos llevamos cinco años de diferencia".

Viven en una casa de planta baja y el patio Alejandro recuerda que era muy grande y al fondo del mismo, había un gallinero con conejos y gallinas. "Me quedaba absorto viendo las gallinas y los conejos, de vez en cuando una vecina me decía: ¡Alejandro, baila! y yo bajaba de la trona donde estaba sentado y me ponía a bailar".

Acude a la academia de don Varó, su primer colegio y allí coincide con Aracil, del Bloque Nacionalista Valenciana. A los 12 años se matricula en el colegio Juan XXIII. "Coincidí con los hermanos Ortiz: Enrique y Virgilio, que vinieron ya mayores, represaliados de otro colegio, Francisco Ruiz Marco y Edmundo Seva, actual alcalde de San Juan. Allí estuve hasta una expulsión generalizada de cinco alumnos, entre los que nos encontrábamos Paco Ruiz y yo". Se matricula en el Instituto Jorge Juan donde termina el COU, con todas las asignaturas aprobadas en junio y las pruebas de la selectividad incluidas. "Ese año aprobé hasta el carnet de conducir".

En agosto de 1975, la policía se presenta en su casa al encontrar un carné suyo junto a unos panfletos del Partido Comunista. "A raíz de ese incidente, decidí militar en un partido político". Acude a las reuniones del Partido Comunista donde coincide con Miguel Segarra, que posteriormente fue secretario regional de Comisiones Obreras y Benjamín Llorens, actual director de la cadena SER en Alicante. "Benjamín tenía un alias: ; el de Miguel era pues su teoría era que el hombre descubre la energía nuclear, la atómica y lo convierte todo en mierda por tanto el hombre es una mierda". En su elección también influyó la militancia del padre de Alejandro en el PCE. "Mi padre intentó reconstruir el partido después de la guerra y fundó una célula comunista en Alicante. Así lo relata Cerdán Tato en su libro historia de la lucha por la democracia en Alicante".

El padre estuvo en la cárcel de Ocaña y posteriormente en la de Alicante. "Mi padre me contó que a Miguel Hernández lo sacaban, ya muy enfermo, al patio de la cárcel a tomar el sol. Al día siguiente de su muerte una banda de música interpretó unas canciones. El director de la banda dijo a los reclusos que no tocaban como homenaje a Hernández, sencillamente tocaba ensayo ese día".

En octubre de 1975 se matricula en la Facultad de Derecho del Colegio Universitario de Alicante, y coincide con José Martín de la Leona, Juanjo Díez y José Antonio Lafuente, que militaba en el PSOE. A través de Lafuente se afilia al PSOE. "Teníamos reuniones clandestinas en un garaje de la Florida y allí encontré a compañeros de mi padre y al practicante que nos atendía a toda la familia. El primer año de Derecho es un desastre y únicamente aprueba Constitucional y Filosofía. "Yo no quería estudiar Derecho, pero la alternativa era trabajar en el banco. Al final me matriculé en Derecho por mi nula capacidad para las ciencias". Termina Derecho en Murcia."Allí tuve al profesor Muñoz Conde, una maravilla del Derecho Procesal, acabé la carrera en 1982".

Previamente, Alejandro había acudido al 27º Congreso Federal del PSOE, primero que se celebraba en España, aunque el partido no había sido legalizado pero el gobierno de Suárez permitió el congreso. "Asistieron François Mitterrand y Olof Palme". En el congreso local, es elegido miembro de la ejecutiva local y secretario de Relación con Juventudes.

Alejandro había conocido a Marilín Beltrán Fenoll en un viaje de paso del ecuador de Derecho. Se casaron y tuvieron una hija: Helena. El matrimonio no funcionó y decidieron separarse, posteriormente Alejandro y Carmen Ribera tuvieron un hijo: Mateo.

Terminada la carrera, y tras recibir el encargo de trabajar de laboralista para UGT, se dio de alta en el Colegio de Abogados y al día siguiente ya estaba defendiendo a militantes del sindicato socialista. Se trataba del despacho de abogados de Julián Bordera. Eran laboralistas que trabajaban para UGT. Según los estatutos del partido, afiliarse a UGT era obligatorio, cosa que hizo Alejandro, llegando incluso a secretario de Organización en la ejecutiva de Ángel Franco. "Era un problema puesto que yo jamás había trabajado por cuenta ajena y mi primer patrón fue la UGT. De todas formas, me impliqué en un proyecto ilusionante: la creación de UGT del País Valenciano".

Se presenta en las listas autonómicas con el número 15, en las elecciones de 1987. Salen 14 diputados pero Alberto Pérez Ferré dimite para dedicarse a la secretaría de Organización del partido y de ésta forma Alejandro obtiene escaño en las Cortes Valencianas. Tras las Cortes Valencianas, el partido lo presenta en la lista municipal y obtiene acta de concejal. Discrepancias con el grupo municipal le llevan al grupo mixto aunque posteriormente volvió a la disciplina del partido. Abandona la política y vuelve a su tarea de abogado en ejercicio en el despacho de Francisco Ruíz Marco. "Paco nunca olvidó nuestra vieja amistad del colegio Juan XXIII". Es una persona afable cuya voz invita a la conversación relajada. Afirma estar en el momento más dulce de su vida tras haber encontrado su estabilidad emocional con Antonia Choclán Gámez con quien comparte su vida y su alma.

Fotos

Vídeos