Antonio García Miralles

JUAN NAVARRO| ALICANTE
Antonio García Miralles./
Antonio García Miralles.

Cuando pregunto a mis amigos dónde nací, me contestan en Castalla, y no es cierto. "Nací en Alicante, en la calle de Manuel Antón número 22. Allí viví mi niñez. Además tengo el título de hijo predilecto de Alicante, otorgado por el alcalde Pepe Lassaletta. Cuando el Ayuntamiento dedicó un grupo de calles a los parlamentarios que estuvimos en las Cortes Constituyentes de 1977, el único nacido en Alicante era yo. Luis Gámir, Pilar Bravo y Joaquín Galant entre otros parlamentarios de la época aquella no habían nacido en Alicante a pesar de ser diputados por ésta provincia. No me molesta pero quiero dejar bien claro que soy alicantino nacido en Alicante".

Antonio García Miralles nace en Alicante el 15 de julio de 1942, en la calle Manuel Antón número 22. Sus padres Antonio García Leal y Amparo Miralles Güill tuvieron tres hijos: Antonio, Amparo y Soledad.

Es bautizado en la parroquia de la Misericordia y acude a las Carmelitas, que entonces estaban en la calle Navas, como primer colegio. Posteriormente la familia se traslada a una vivienda situada en la avenida de Alfonso el Sabio esquina con la calle Segura. Antonio se matricula en los Maristas para estudiar el bachiller. "El colegio estaba en la avenida del Doctor Gadea y posteriormente lo trasladaron a la avenida de la Estación, frente a la Diputación". Allí tiene como profesores al hermano Miguel y al hermano Báscones. Allí coincide con el actual ministro de Economía, Pedro Solbes. La primera comunión se celebra en Nuestra Señora de Gracia, oficiando la ceremonia el obispo García Goldáraz. "Iba vestido de marinero y mi madre, posteriormente, me arregló el traje para usarlo en verano. Era algo habitual en la época". Su infancia transcurre en Alfonso el Sabio y la plaza de la Montanyeta. "Había que agudizar el ingenio para jugar. Íbamos al puerto pesquero a coger pulpos y cangrejos o bien cogíamos el tranvía que iba al cementerio y andando nos trasladábamos a la Sierra de Foncalent para coger tarántulas y alacranes que conservábamos en alcohol".

Para poder matricularse en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia se traslada al colegio de los Franciscanos de Onteniente, de esta forma su ingreso en la universidad era automático pues los que estudiaban en Alicante tenían que ir a la Universidad de Murcia. El curso 59/60 comienza sus estudios de Derecho. "Vivía en una pensión de la calle Conde de Altea". Allí coincide con la familia de un sargento de aviación, un opositor a notarías y las hermanas Albizu que participaban en una regata. "Eran tiempos duros; la dueña de la pensión se enfadaba porque me afeitaba con maquinilla eléctrica y decía que gastaba mucha luz. Ella guisaba en una cocina económica que en lugar de carbón usaba leña de madera de una fábrica de ataúdes de la esquina. La madera la subía un muchacho y por traerla a la pensión la dueña le daba dos galletas María". Posteriormente se traslada a otra pensión de la misma calle que regenta la señora María. "Fue como una madre para mí. Se le había muerto un hijo de mi edad que se llamaba Antonio como yo y por ello creo que me cogió tanto cariño". Era el año 1960 y Antonio, entre clases, se dedicaba a jugar al ajedrez en el bar Cantábrico.

Aficionado al montañismo y al cine, ingresa en el sindicato español universitario SEU, con el fin de poder realizar sus aficiones. Conoce al padre San José, el cual le puso en contacto con el SEU. "Todos hemos tenido, en ciertos momentos de nuestra vida, lo que podríamos denominar crisis existenciales. Al tiempo que conocí a Raimon y asistí a la composición de su famoso 'Al vent', conocí al padre San José el cual me introdujo en los movimientos cristianos de la época. Para mí, la universidad era la libertad, volver a casa a la hora que quisiera sin dar explicaciones, ver películas, jugar al ajedrez, convivir con los movimientos de acción católica, en la JOC o en la Hermandad Obrera de Acción Católica. A esas edades no tienes nada claro cual puede ser tu pensamiento político y te gusta conocerlo todo para poder elegir".

En los últimos cursos de carrera se traslada al colegio mayor Alejandro Salazar. Organiza las rutas universitarias con Fuster, Carlos París y José Luis Pinillos y se siente impresionado por el realismo italiano de Vitorio de Sica, Mónica Vitti y el cine francés de Alain Reisnes o François Truffaut con sus 400 golpes. "Mi cambio personal y político me llegó a través del cine y las colaboraciones con Enric Valor y Joan Fuster en el diario Jornada o en el club universitario. Con ellos me introduje en el valencianismo de la época y allí comprendí que mi vocación era director de cine".

Cuando terminó la guerra mundial, Austria quedó repartida entre las potencias ganadoras. La zona donde residía Renata Inhausser Burger quedó bajo control soviético y la familia cogió un tren y se plantó en Castalla vía Barcelona. "Yo conocía a Renata desde pequeño". La pareja se casa el 21 de marzo de 1968 en la iglesia de Santa María. "Nos casó un cura progre, Carlos Alonso Monreal que posteriormente se secularizó". El banquete de bodas lo celebran en el club de regatas y posteriormente, en el Seat 600 descapotable del padre de Antonio, marchan de viaje a Andalucía. "En el viaje nos enteramos del asesinato de Robert Kennedy". El matrimonio tiene dos hijos: Antonio y Renate.

Comienza a ejercer la abogacía desde un despacho de la calle Pascual Pérez. Fue el primer abogado laboralista de Alicante y funda con Joaquín Galant, Carlos Candela Ochotorena y otros la Asociación de Jóvenes Abogados. "Conocí a Pablo Castellano y a Enrique Barón en un juicio en el TOP, Tribunal de Orden Público franquista. Ellos me introdujeron en el Partido Socialista y me afilié en 1972".

A partir de ese momento, contacta con los hermanos Múgica, Enrique y Fernando, con Gregorio Peces Barba y otros destacados dirigentes del PSOE. Tiene su primera reunión con el comité federal el día 5 de abril de 1975 en la localidad francesa de Bayona, previamente había conocido a Felipe González en una reunión que mantuvo con el líder laborista inglés Michael Foot. "Los dirigentes del socialismo histórico como Miguel Signes y otros, no me podían ver pues era miembro del comité federal". Sin embargo, a pesar de esos distanciamientos con los históricos, Antonio es el único militante socialista que asistió al funeral de Rodolfo Llopis en 1974 en la ciudad francesa de Albí y propició la inclusión de los históricos en el nuevo socialismo liderado por Felipe González.

Figura representativa del socialismo valenciano, presidente de las primeras Cortes Valencianas, "la revista Generalitat de la Diputación de Valencia publicó una viñeta donde aparecía yo a lomos de Felipe V diciendo: Es oberta la sesió, senador y presidente del partido".

Está jubilado de todo y sólo mantiene una presidencia: la de la comunidad de propietarios de su vivienda.

Fotos

Vídeos