Rosa Díez afirma que la Comunitat discrimina el castellano

EPMADRID

La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, aprovechó ayer su primera pregunta en una sesión de control al Gobierno en el Congreso para denunciar una "discriminación" del castellano que a su juicio se produce en la Comunitat Valenciana, el País Vasco, Cataluña y Baleares, una situación que considera "un atentado contra la libertad".

La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, le replicó que las líneas del modelo lingüístico de nuestro país están claras en la Constitución y en los Estatutos y que si hay problemas concretos, se corregirán conforme a la legislación, pero recomendó a la diputada no convertirse en "máximo intérprete" de la Constitución por encima incluso del Tribunal Constitucional.

"La Constitución y los Estatutos establecen claramente las líneas del modelo lingüístico y no caben interpretaciones -subrayó la ministra-. El castellano es la lengua oficial del Estado, pero también lo son las demás en sus respectivas comunidades y el derecho de las personas al uso de una u otra lengua está fundado en la Constitución y en el Estatuto".

Díez, cuya intervención de vio salpicada de murmullos de distintas bancadas, instó al Gobierno a "frenar la discriminación de miles de familias que no pueden matricular a sus hijos en la lengua castellana" o de aquellos que quieren expresarse en castellano en los espacios públicos.

A su juicio, la cooficialidad significa trato igual a todos los ciudadanos al margen de la lengua "pero cuando se llama política lingüística a excluir el castellano de todo espacio público, eso es una discriminación". La portavoz de UPyD denunció que hay televisiones autonómicas, "como la catalana o la valenciana, en las que no hay una hora de emisión en castellano".