La primera sábana bajera que elimina el estrés

El Instituto Tecnológico Textil y una empresa valenciana patentan un tejido que logra capturar la electricidad estática del cuerpo

P. H.VALENCIA
Un detalle de las fibras técnicas del tejido antiestrés./
Un detalle de las fibras técnicas del tejido antiestrés.

Una sábana bajera que capta la electricidad estática del cuerpo mientras se duerme. Elimina el estrés, la fatiga mental y el cansancio físico, alivia las contracturas e incluso relaja los músculos y reduce el dolor de espalda.

"Si estamos cargados de esta electricidad sufrimos tensión muscular y todos estos síntomas", según Vicente Cambra, coordinador de la investigación.

La bajera antiestrés, llamada comercialmente , ha sido desarrollada y patentada por el Instituto Tecnológico Textil (Aitex) y por la empresa valenciana Aznar Textil.

Un equipo de entre 10 y 15 técnicos de Aitex y otros 10 de la empresa fabricante han estado trabajando durante tres años en este nuevo tejido.

Se trata de unas fibras de un material modificado (ahí radica el secreto de la investigación) y que consigue captar la carga electrostática que va acumulando el cuerpo a lo largo del día. Después, se canaliza a través de un hilo textil hacia una toma de tierra en el suelo.

Durante el día, apunta Cambra, "el roce del cuerpo con la ropa y la influencia de campos electromagnéticos" como los de antenas de telefonía móvil, la televisión, el ordenador o los electrodomésticos, va acumulando la energía electrostática.

Después, "te metes en la cama y notas que no tardas nada en dormirte, te levantas sin fatiga y más descansado", subrayó Marisol Aznar, directora comercial de la firma productora.

Los resultados de las investigaciones son contundentes. Además han sido avalados por cuatro centros estadounidenses: la Universidad de Atlanta, el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud, el Instituto Americano del Estrés y la Fundación Nacional de la Calidad del Sueño. El 80% de las personas que participaron en el estudio durmieron mejor. El 85% concilió el sueño antes de lo habitual. El 78% aseguró sentirse mejor en general y otro 85% se levantó sin cansancio.

Y de una muestra de personas con dolor de espalda, el 60% notaron una mejoría, tanto en la zona dorsal, lumbar o cervical, como en las articulaciones y en los músculos.

Para que las fibras técnicas hagan su trabajo es necesario que estén en contacto con la piel. Pero no es necesario dormir sin ropa sobre la sábana bajera. Basta con el contacto de la manos.

El coordinador de la investigación por parte de Aitex sostuvo que no se ha evaluado el tiempo que se necesita. "No es un efecto inmediato, pero es suficiente con lo que duerma una persona", apostilló Vicente Cambra.

De momento el tejido se ha aplicado a sábanas bajeras, que ya están disponibles en tiendas especializadas al precio de entre 60 y 90 euros (en función de la medida). El nombre de la marca (), combina la idea de la cultura zen y una postura de descanso (). Próximamente, podría desarrollarse en otros productos como tapicerías o ropa.

Desde Aznar Textil resaltaron que la sábana (80% algodón, 10% poliéster y 10% fibra técnica) puede ser utilizada por cualquier persona. También se puede lavar y planchar.

Fundada en 1881 (tiene 127 años de experiencia en el sector), la firma, que fabrica la sábana antiestrés en Bocairent, cuenta con 115 empleados y exporta sus productos a 82 países.

Eduardo Aznar, responsable del proyecto de investigación por parte de la empresa, manifestó que tras comprobar la invasión de sábanas procedentes de los países asiáticos, se fijaron "en el mercado de la salud. Analizamos el ritmo de vida actual y los males del siglo XXI donde el estrés y las prisas nos llevan a tener que recurrir a fármacos o al gimnasio y decidimos aportar una solución científica".