Muebles de diseño para toda la vida

La firma valenciana Viccarbe obtiene el Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial

VICENTE LLADRÓVALENCIA
Sofá y silla de Viccarbe./
Sofá y silla de Viccarbe.

La empresa valenciana Viccarbe, ubicada en Beniparrell y dedicada a la fabricación de mueble contemporáneo, ha sido galardonada con el Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial 2008, en la categoría de Diseño, que concede el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para reconocer los esfuerzos en materia de competitividad.

Viccarbe es el acróstico del nombre y los apellidos de su dueño y fundador, Víctor Carrasco Berlanga, un joven ingeniero mecánico de tan sólo 33 años, titulado en Diseño Industrial por la Universidad Politécnica de Valencia, quien ha visto cómo en tan sólo 9 años se ha consolidado su idea empresarial. Porque Viccarbe no es más que el desarrollo práctico de lo que fue su proyecto de fin de carrera. Hoy cuenta con 40 empleados, colabora con los más prestigiosos diseñadores del sector, factura más de 9 millones de euros al año y exporta a 45 países.

La familia de Víctor Carrasco ya estaba relacionada con el mueble y eso fue un importante apoyo en sus comienzos. Ahora mismo, según explica, el fuerte tejido industrial de este sector que hay en Valencia supone en buena medida una base para el despliegue de Viccarbe, porque la disponibilidad de empresas auxiliares de todo tipo permite encargar a otras firmas la realización de algunos elementos de sus productos.

Los muebles de Viccarbe son, según señala su propietario, "de diseño contemporáneo, tanto para el hogar como para otras instalaciones", aunque hoy en día se registra una rápida función de ambos destinos. Antes era clara la diferenciación entre los muebles para una casa o para un hotel o restaurante. Ahora, en cambio, "es fácil reconocer que las funciones se entrecruzan, se asimilan e incluso a veces vemos que las sillas de una cafetería o de un comedor familiar son iguales. ¿Quién es capaz de prescribir hoy qué elementos son más apropiados para la casa de uno o para un establecimiento público? Hay una fusión evidente".

De esa fusión en la concepción y el diseño surge la presencia creciente de sus muebles en cadenas hoteleras como NH y Barceló y su expansión geográfica, no sólo en España, sino en medio mundo. Entre los principales destinos en el exterior están Estados Unidos, Japón, Emiratos Árabes, Australia, Singapur o Hong Kong. En general vive un gran auge "en países emergentes y con importantes porcentajes de población con alto poder adquisitivo y elevados índices culturales".

Ese componente cultural, que configura cierta condición básica para decantarse por este tipo de mobiliario con predominio del diseño moderno, sirve además de inmejorable termómetro para medir la evolución socioeconómica en muchas áreas de España, y no sólo en grandes ciudades, "porque también vendemos cada vez más en poblaciones pequeñas y en áreas rurales, donde en principio cabría esperar el predominio de otros estilos más clásicos". En esta rápida evolución influye en gran medida internet.

De cualquier manera, Víctor Carrasco, que ya obtuvo aanteriormente los premios de IMPIVA-CEEI, de la Fundación Bancaixa y el Red Dot Design Award, define sus muebles como "clásicos contemporáneos", en el sentido de que no por ser modernos deben verse como efímeros o endebles, sino que en ellos predominan, "antes que nada, la comodidad y la funcionalidad, que sirvan para lo que se han hecho y que duren mucho tiempo, para toda la vida".

Asegura que "son muebles hechos para perdurar sin perder su condición de contemporáneos, no sujetos a modas, sino como conclusiones de los conceptos de calidad y diseño al servicio del usuario". En ellos se emplean las materias primas clásicas: maderas, metales, textiles..., en solitarioo en combinación.

Por lo que se refiere a los precios, Víctor asegura que sus muebles, que abarcan hoy una veintena de colecciones, no son más caros que otros ni tienen una vocación elitista. Reconoce además que existe una avalancha mundial de muebles baratos y hechos en , pero advierte que las crisis del sector se basan, "más que en la competencia ajena, en nuestra propia incompetencia, porque no nos paramos a pensar en qué podemos hacer para salir adelante. Los coches de hoy, por ejemplo, parecerían casi ovnis desde una perspectiva de hace medio siglo. ¿Por qué los muebles no van a evolucionar igual?"

Fotos

Vídeos