Libertad con cargos para el acusado de introducir mujeres hondureñas en Valencia para explotarlas sexualmente

El hombre, de origen iraní, pertenecía supuestamente a una red internacional dedicada a introducir en España a mujeres de Honduras para explotarlas, por lo que fue detenido el pasado miércoles junto a su mujer.

EUROPA PRESS |Valencia

El titular del juzgado de instrucción número 14 de Valencia ha decretado libertad con cargos para el hombre detenido el pasado miércoles acusado de introducir a Valencia a mujeres de Honduras para explotarlas sexualmente, según informaron a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Tras prestar declaración, el juez decidió decretar libertad con cargos por explotación para ejercer la prostitución, por lo que el imputado deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado. El fiscal, por su parte, no pidió prisión para el detenido, indicaron las mismas fuentes.

El hombre, de origen iraní, pertenecía supuestamente a una red internacional dedicada a introducir en España a mujeres de Honduras para explotarlas, por lo que fue detenido el pasado miércoles junto a su mujer, de 40 años y origen ecuatoriano, en un domicilio de la avenida General Urrutia de la ciudad. La mujer no fue puesta a disposición judicial.

Ambos estaban acusados de servirse de sus contactos en Honduras para introducir a mujeres de esta nacionalidad en Valencia y lucrarse "de forma habitual" con su explotación sexual. Estas mujeres eran supuestamente captadas por dos ciudadanos en su país, tras ofrecerles la posibilidad de viajar a España para trabajar en un restaurante. A cambio, tendrían que saldar su deuda de unos 3.650 euros con el trabajo realizado.

A las víctimas también se les proporcionaba 700 euros en concepto de bolsa de viaje y el billete de avión, y se les daba las instrucciones que debían seguir en caso de ser preguntadas por las autoridades de los puestos fronterizos.

Cuando llegaron a Valencia , fueron presuntamente recogidas por esta pareja, y trasladadas a una vivienda del distrito de Marítimo, donde les retiraron los 700 euros y les indicaron que esta cantidad les sería devuelta cuando liquidaran los 3.650 euros que les debían.

Durante su estancia, las mujeres supuestamente ejercieron la prostitución todos los días, estando disponible las 24 horas del día, y eran insultadas y amenazadas en no devolverles el pasaporte y, por lo tanto, no poderse marchar, sino trabajaban para liquidar lo que debían.

Los policías de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsificación Documental (UCRIF) de Valencia iniciaron una investigación por estos hechos, que culminó el miércoles con la detención de este matrimonio, propietarios de la vivienda ubicada en la avenida General Urrutia de la ciudad, y liberaron a las dos víctimas.