Detenido el presidente de Guinea en el exilio por el envío de armas de guerra desde Sagunto

El Gobierno de Malabo afirma que todas las operaciones ilegales de Severo Moto se realizan desde España

JUAN VICENTE MUÑOZMADRID/VALENCIA
Severo Moto./
Severo Moto.

El asilo político de Severo Moto pende otra vez de un hilo. La policía arrestó el lunes por la noche en la provincia de Toledo al presidente del autoconstituido Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio por un delito de tráfico de armas de guerra con destino a Guinea.

La detención, ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, guarda relación con el hallazgo por parte de la policía, el pasado 4 de marzo en el puerto de Sagunto, de dos armas largas de combate y una corta en el maletero de un coche viejo que iba a ser embarcado en un buque con destino a Malabo.

Tras su arresto, Severo Moto, de 64 años, fue conducido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía a dependencias de la Comisaría General de Información en el complejo policial de Canillas, en Madrid.

Ayer por la tarde, la policía registró su domicilio en compañía del propio detenido. En la operación también fueron arrestados dos españoles: un empresario y su chófer.

El portavoz presidencial del Gobierno de Guinea Ecuatorial, Miguel Oyono, declaró ayer a Europa Press que "todas" las operaciones ilegales efectuadas por el dirigente opositor Severo Moto han sido "emprendidas desde España", por lo que no le parece "extraño" su detención por un delito de tráfico de armas.

"Todas las operaciones de esta naturaleza han sido emprendidas desde España, y hemos insistido al Gobierno español en que no se debe proteger a personas cuyas actividades son incompatibles con cualquier Estado de derecho en España o en Guinea", aseguró Oyono.

El presidente del Gobierno en el exilio y presidente del Partido del Progreso, Severo Moto, fue detenido en la localidad de Fuensalida, en la provincia de Toledo.

Moto es el líder del opositor Partido del Progreso (PP), y su enfrentamiento político con Obiang y su predecesor en el cargo, Francisco Macías, le llevó varias veces a la cárcel en su país antes de radicarse en España a principios de la década de los ochenta.

Envío de armas

La relación del detenido con el tráfico ilegal de armas no es nueva. Su jefe de seguridad, Damián Motu, fue detenido a mediados de marzo en Torrejón de Ardoz (Madrid) por los presuntos delitos de tráfico de armas y asociación ilícita.

En un comunicado difundido el pasado 12 de marzo, el ministro portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial, Santiago Nsobeya, aseguró que ese mismo día los Servicios de Seguridad del Estado acababan de descubrir un importante alijo de armas de guerra y cuantiosas municiones, también de guerra. Los fusiles de asalto y armas cortas se encontraban en poder del ecuatoguineano Saturnino Nkogo Mbomio.

Según el Gobierno de Malabo, el arsenal fue enviado "desde el Reino de España por el también ecuatoguineano Damián Motu, alias , por órdenes de Severo Moto, destinado a crear una revuelta en el país que pudiera conllevar pérdidas de vidas humanas y de bienes materiales". El Gobierno de Malabo aseguró también que el supuesto intento de golpe de Estado guardaba relación con el hallazgo de las armas en el puerto de Sagunto.

Armas intervenidas en Sagunto

Tal y como publicó en exclusiva LAS PROVINCIAS, las armas fueron interceptadas en la noche del pasado 4 de marzo en el interior de un automóvil que iba a ser embarcado en un buque. El navío, de línea regular, iba a zarpar rumbo a Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial.

En concreto, policías de paisano descubrieron en el turismo un fusil ametrallador CETME del Ejército español y un mosquetón. Además, los agentes interceptaron también un arma corta y numerosa munición apta para el material bélico.

En respuesta a las acusaciones de tráfico de armas, el Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio aseguró días más tarde que no había organizado "ningún golpe de Estado", y que las acusaciones del Ejecutivo de Malabo eran "un nuevo montaje" del presidente Teodoro Obiang Nguema. Este pretende presuntamente "asesinar en silencio a opositores incómodos en Guinea para asustar y amenazar al resto de fuerzas políticas", según afirmó la misma fuente.

El Tribunal Supremo anuló el pasado 11 de marzo la decisión del Gobierno de retirar el asilo político a Severo Moto. El Alto Tribunal considera que el informe presentado por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) sobre las actividades del dirigente opositor no probaba que constituyera "un peligro para la seguridad de España"

La sentencia añade también que otras consideraciones del CNI reflejadas en el informe "carecen de soporte objetivo". Concretamente se refiere a la razón esgrimida de que el asilo político de Severo Moto pondría "en compromiso la política exterior española con Guinea Ecuatorial".

Tampoco existían pruebas suficientes de la implicación de Moto en el tráfico de armas ni en la contratación de mercenarios destinada a promover un golpe de Estado en su país. El Consejo de Ministros justificó su decisión, aprobada en enero de 2006, de retirar el asilo político alegando que el criterio del CNI debía "considerarse motivo fundado".

sucesos@lasprovincias.es

Fotos

Vídeos