La restauración del puente de Serranos desmonta sillares para abrir 15 miradores sobre el cauce

Las piedras serán sustituidas por otras de distinto tamaño para diferenciar la obra nueva

PACO MORENOVALENCIA
Un operario mueve, ayer, una de las piedras sillares del puente de Serranos./
Un operario mueve, ayer, una de las piedras sillares del puente de Serranos.

Una grúa, cuerdas resistentes y una gruesa barra de hierro sirvieron ayer para desmontar las primeras piedras sillares del histórico puente de Serranos (siglo XVI), y habilitar así una quincena de miradores sobre el jardín del Turia. La intervención forma parte de la reforma y limpieza del paso medieval, coordinada por el arquitecto Ignacio Bosch.

Éste presentó al Ayuntamiento un proyecto para devolver al puente el aspecto anterior al siglo XIX, cuando fue profundamente transformado tras la Guerra de la Independencia. Los defensores de la ciudad retiraron los sillares de la baranda del puente para construir barricadas de defensa.

En años posteriores volvieron a reponerse los dos muros que protegen a los peatones de caídas. Eso sí, los expertos de la Politécnica sostienen que la reconstrucción se hizo de manera distinta, eliminando los miradores que ahora se quieren recuperar. Un elemento importante de la investigación fue un mapa de la ciudad de un viajero europeo, dibujado en 1565.

A pesar de los grandes cambios que suponen la restauración, las obras cuentan con el visto bueno de la Conselleria de Cultura, competente en materia de conservación de monumentos históricos. En una primera fase, la empresa adjudicataria retiró decenas de sillares de los tajamares, para construir el suelo de los miradores.

Estos se abrirán tanto aguas arriba como abajo. Bosch comentó en su día que las nuevas piezas que cerrarán estos pequeños balcones (también llamados arrimaderos) tendrán una factura distinta, tanto en las dimensiones de cada piedra como en su cincelado.

Los técnicos trabajaban ayer en la parte del puente situada aguas abajo, precisamente donde también se renuevan todas las canalizaciones de servicios públicos y las aceras.

Como publicó LAS PROVINCIAS, el arquitecto ha optado por aceras provisionales de asfalto a la espera de la peatonalización de Serranos y del cercano puente de la Trinidad, donde se ha empleado el mismo material. No obstante, la opinión de Tráfico es distinta, debido a que necesitan los dos puentes abiertos a la circulación para gestionar el paso de miles de vehículos al día entre el centro histórico y cuatro barrios de la parte norte de Valencia.

Parece por tanto que las aceras provisionales se mantendrán durante años. Bosch quiere pavimentar con adoquín todo el ancho del paso histórico, aunque no hay decisión en firme del gobierno municipal. Para una fase posterior de las obras, fuera de este presupuesto, queda también la apertura de una nueva rampa de acceso al jardín del Turia, en la parte contraria a la actual.

La peatonalización del puente de Serranos es una cuestión pendiente al menos desde los años 90. La Conselleria de Infraestructuras barajó un proyecto para construir un gran aparcamiento subterráneo enfrente de las Torres de Serranos, así como túneles desde la altura de la plaza del Portal Nou hasta el puente del Real. La inversión no se ha ejecutado, debido en parte a la presencia de abundantes restos arqueológicos de época romana.

En el puente de Trinidad, siguen las tareas de limpieza y consolidación de las piedras. En este paso del siglo XVI también se alterará la fisonomía actual, debido a la apertura de una escalera de acceso al viejo cauce, junto al Museo de Bellas Artes.

Los bloques de piedra ya están colocados, aunque falta todavía por instalar una barandilla de acero inoxidable, para hacerla accesible a los viandantes. En ese tramo, la concejalía de Cultura quiere ajardina un parque de esculturas.

El IVAM donó varias piezas y el grupo socialista denunció la suciedad por las pintadas en dos de ellas, obras del mismo escultor. Los grafitos son uno de los graves problemas para la conservación de la parte histórica del cauce, tanto los puentes como los pretiles. Cultura tiene una brigada de limpieza y conservación de monumentos, aunque se ve sobrepasada por el vandalismo diario que sufre el jardín del Turia.

pmoreno@lasprovincias.es

Fotos

Vídeos