La inspección de conducciones de agua ahorra un millón de euros

REDACCIÓNVALENCIA

Hasta un millón de euros han ahorrado las inspecciones llevadas a cabo por la Concejalía del Ciclo Integral del Agua en el mes de marzo. Los técnicos se encargan de supervisar las obras realizadas por terceros en las vías públicas de la ciudad y en las pedanías, con el fin de "evitar problemas en el Sistema Municipal de Saneamiento", así como garantizar que las obras se ejecuten tal y como especifica el proyecto aprobado y que se cumplan las especificaciones de la Normativa para Obras de Saneamiento de la ciudad. La concejala del Ciclo Integral del Agua, Mª Ángeles Ramón-Llin, señaló que estas inspecciones "también evitan al Ayuntamiento un trabajo innecesario", con el control de ejecución.