El Ayuntamiento implicará a los cazadores en la vigilanciadel yacimiento prehistórico

La Conselleria de Cultura instalará un cartel en el que informará de la importancia de los restos arqueológicos y reclamará su respeto

REDACCIÓNPALMA
La directora del Instituto de Conservación y la restauradora, frente a la pintura descubierta./
La directora del Instituto de Conservación y la restauradora, frente a la pintura descubierta.

La protección con vigilancia de las cuevas que contienen arte rupestre en la Comunitat resulta prácticamente imposible, según la dirección general de Patrimonio. Y es que son muchos los santuarios y hoquedades en las que los hombres prehistóricos dejaron su impronta que ahora se ha convertido en Patrimonio de la Humanidad.

Sin embargo, la opción que ha planteado el Ayuntamiento de Palma de Gandia, donde se encuentra la cova de La Clau, es la de que los propios cazadores actúen de vigilantes ante unos restos de gran valía histórica y pictórica puesto que se trata de las primeras representaciones de los animales en la Comunitat.

La agrupación de cazadores que utiliza las sierras de esta zona de la Safor es muy numerosa y suele circundar los montes de la cueva. Por ello, el Ayuntamiento de Palma, según un decisión municipal, animará a los cazadores para que permanezcan atentos.

La idea es que en sus salidas durante prácticamente todo el año permanezcan alerta y comuniquen al Ayuntamiento cualquier irregularidad que puedan detectar.

En la Comunidad Valenciana hay documentados actualmente un total de 430 conjuntos de arte rupestre dispersos por una orografía muy accidentada, y de ellos aproximadamente la mitad están protegidos por vallas, que no siempre son garantía de protección, ha manifestado el técnico Rafa Martínez.

"Las agresiones más brutales que se han producido en este patrimonio se han realizado en abrigos que estaban vallados, como el caso de Benirrama, en la Vall de Gallinera en 1992, y en el barranco de Vallfiguera en Chulilla", asegura Rafael Martínez, técnico de arte.

En el caso del yacimiento de la Cova de La Clau, la Conselleria de Cultura procederá a instalar un cartel informativo sobre la importancia de las pinturas rupestres y la necesidad de su conservación.