Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Baloncesto

BALONCESTO
Isma Cantó dimite y pone fin a la etapa más gloriosa del Aguas de Valencia
El ya ex entrenador del Gandia se emocionó al recordar a las personas que le apoyaron
03.04.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Isma Cantó dimite y pone fin a la etapa más gloriosa del Aguas de Valencia
Isma Cantó con semblante serio flanqueado por Manolo Valls y Tano durante su despedida de ayer.
Isma Cantó puso fin ayer a 12 años como técnico del Gandia Bàsquet. Lo hizo en una comparecencia ante la prensa local que se prolongó por espacio de una hora. Fue el punto y final a una jornada durísima para el ya mítico entrenador de Lliria. El más laureado de la historia del baloncesto local y que ayer decidió decir basta a su particular calvario.

Manolo Valls e Isma Cantó mantuvieron una conversación en la noche del martes. Ayer el técnico llamó por teléfono a Valls para comunicarle su decisión irrevocable de dimitir. Lo había consultado con su familia. Irene, su hija y principal seguidora y Remei, su esposa, quien más ha sufrido en los malos momentos. Siempre en segundo plano pero tan vital para Isma. Con ellas compartió la decisión horas antes de comunicarla. Fueron los peores momentos de un hombre abatido, superado al ver a su equipo engullido por una liga que maltrata a sus grandes iconos. Isma lo es.

Por desgracia aún le quedaba lo peor. Su despedida oficial. Hubo que insistirle para que compareciera ante los medios. Sobre las siete y media el gran Isma Cantó dijo adiós: "He decidido dejar de ser entrenador del Gandia Bàsquet. Lo hago por el club, por el equipo y por mí".

Tuvo que hacer una pausa para contener la emoción pero prosiguió: "Estamos en una situación límite, pero aún hay soluciones y creo que esta puede ser una de ellas".

El grado de tensión y emociones que ayer soportó se evidenciaron cuando se refirió a las personas: "Quiero agradecer a toda la gente que durante estos años me ha apoyado. Han sido muchos directivos. Vine con Paco Miñana y gente como él recuerdo ahora". Hizo esfuerzos para contener las lágrimas y Tano le echó un cable en una intervención breve.

Cantó prosiguió con sus explicaciones, pero en ningún momento buscó culpables. Ni siquiera se ensañó con los jugadores y dijo que uno de los momentos más duros había sido comunicarles que lo dejaba. "Los aprecio y me ha costado mucho despedirme. Es la verdad. Hoy ha habido momentos duros porque he tenido que mirar a mucha gente a la cara y decirles que me voy. Quizá el más duro haya sido con Pep (Tano) y con Manolo".

Para el ya ex entrenador del Aguas de Valencia, la comunión con el público era sagrada y había comenzado a notar que algo fallaba. "Hay una cosa que no nunca he asimilado y es la falta de química entre mi equipo y la grada. Esto estaba pasando y la culpa no era de la afición que siempre ha sido maravillosa. Del equipo tampoco. El único culpable era yo", dijo.

Sobre su futuro declaró no cerrarse ninguna puerta, aunque todavía no se ha parado a pensar en nada. "Ahora sólo quiero recuperarme. Han sido dos años durísimos física y mentalmente. Necesito reponerme".

Isma se levantó ante los aplausos de los periodistas locales. Se despidió de todos ellos nombrando uno a uno y estrechándoles la mano. Luego dijo: "Chicos, todo lo que empieza acaba. Hasta siempre" y entre alguna que otra lágrima, el gran Isma desapareció con su aura de gran maestro.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Ahora en Portada

Enlaces de Interes

Vocento
SarenetRSS