Nuevas tendencias en incentivos para altos cargos

La retribución variable está cobrando cada día más importancia en el salario total de los altos cargos de la empresa española. Los bonos, las stock options o los beneficios sociales se han convertido tanto en herramienta de compensación por logro de objetivos como en instrumento de motivación y retención en la compañía. Pero, ¿cuál es el modelo de incentivo que marca tendencia?

Según datos de la firma de búsqueda de ejecutivos Hays Executive, en los próximos años existirá un incremento del 25% en el plan de incentivos a través de performance share o rendimiento de la acción. Estos planes de bonus pagados en acciones —que se utilizan en el 90% de las compañías que cotizan en bolsa—, crean un valor añadido y un alto retorno para la compañía y sus accionistas, así como para el directivo y atenúan las desventajas de otros sistemas de retribución más comunes como las stock options (opciones sobre acciones), ya que asegura al directivo el valor mínimo de la acción. Estos son los principales motivos que achacan los expertos de Hays Executive para que las grandes corporaciones utilicen el performance share como la fórmula más exitosa.

Para Jane Bamford, director de Hays Executive, "el éxito de estas medidas se debe a que, hoy en día, las empresas buscan a directivos comprometidos con su trabajo y con el desarrollo de la empresa, capaces de alinear sus intereses con los accionistas de la organización y asumir riesgos con la compañía. Es decir, profesionales que crean en sus logros y en sus capacidades".