Bancos de leche humana

FERNANDO GARCÍA-SALA
Bancos de leche humana

Afortunadamente, en los últimos 20 años se han publicado cientos de estudios científicos que demuestran la importancia de la leche materna para el funcionamiento óptimo del aparato digestivo, para el aumento de las defensas naturales del neonato, sobre todo de los prematuros que son seres mucho más vulnerables. Además proporcionan todos los aminoácidos esenciales, tan importantes para el crecimiento físico y mental de los niños.

La Academia Americana de Pediatría, la Organización Mundial de la Salud, la Sociedad Española de Neonatología y Unicef, con su iniciativa Hospital Amigo de los Niños (IHAN), recomiendan alimentar al niño con leche materna exclusiva hasta el sexto mes de vida. Posteriormente se introducirán alimentos complementarios manteniéndose la lactancia materna hasta los dos años o más en algunos casos. Los niños alimentados con leche materna tienen menos riesgo de infecciones de los oídos, diarrea, problemas de la piel, alergias y otras enfermedades y menos ingresos hospitalarios. La protección que le da al niño la leche materna no es sólo para los primeros meses de la vida sino para el resto de su vida.

Los partidarios de la lactancia materna estamos de enhorabuena por la iniciativa de la Conselleria de Sanidad de poner en funcionamiento un proyecto del que los neonatólogos veníamos reclamando desde hace mucho tiempo, dicho proyecto no es otro que la próxima puesta en practica de un banco de leche materna en el Hospital La Fe de Valencia. En la actualidad sólo funciona uno en Palma de Mallorca, que es de financiación privada, y desde hace muy poco ha entrado en funcionamiento otro en Madrid, en el Hospital 12 de Octubre, que es el primero financiado con dinero público. Por tanto, el que se creará en nuestra ciudad será el segundo de iniciativa pública en España del que se van a poder beneficiar en primer lugar los prematuros ingresados en dicho hospital.

Un Banco de Leche Humana es un servicio establecido con el propósito de recoger, procesar, almacenar y distribuir leche humana donada, para satisfacer las necesidades médicas específicas de los neonatos a los que los médicos han prescrito leche materna. Esta leche es brindada voluntariamente por mujeres lactantes para la distribución entre recién nacidos que no son biológicos.

A finales de los años 70, en Brasil morían 160 niños por cada mil nacidos vivos. En esta época existían cerca de 10 bancos de leche. De los años 80 a nuestros días, cuando se estableció una política de amamantamiento materno y de incentivo a los bancos de leche, estos se multiplicaron, y hoy la tasa de mortalidad infantil es casi seis veces menor. La Organización Mundial de la Salud consideró el trabajo de la red brasileña como el que más contribuyó a la reducción de la mortalidad infantil y a la promoción del amamantamiento materno, de entre todos los que fueron desarrollados en la década de los 90.

Creo que es una iniciativa muy importante, cuyos resultados no serán inmediatos sino que los podremos valorar pasados unos años al observar los beneficios de criar a nuestros niños con leche materna.

Fotos

Vídeos