Otra noche de violencia se salda con 30 heridos en peleas y varias tiendas saqueadas

Los agentes antidisturbios cargaron contra jóvenes violentos que les lanzaron botellas en el Parterre

TONI BLASCOVALENCIA
Varios policías antidisturbios intentan controlar la situación en el Parterre./
Varios policías antidisturbios intentan controlar la situación en el Parterre.

El cóctel de alcohol, fiesta, vandalismo y pólvora se saldó en la madrugada de ayer en Valencia con 30 heridos por reyertas multitudinarias y quemaduras de petardos, tres coches policiales destrozados, cuatro vehículos calcinados, 14 contenedores quemados, varias tiendas saqueadas y tres individuos detenidos por lanzar botellas y piedras a la policía.

Los incidentes más graves se registraron en la discomóvil de la plaza Alfonso el Magnánimo en pleno centro de Valencia, donde se produjo una batalla campal entre un grupo numeroso de jóvenes violentos y varias dotaciones policiales.

Sobre las cuatro de la madrugada, la hora estipulada para que terminara la fiesta musical al aire libre, dos patrullas de la Policía Local acudieron al lugar y aparcaron los vehículos en las inmediaciones de la discomóvil. Instantes después, un joven lanzó una botella desde la multitud que impactó contra uno de los policías.

La agresión fue secundada por varios individuos más con nuevos lanzamientos de botellas y piedras contra los agentes y vehículos patrulla. Estos pidieron refuerzos y llegaron más policías locales provistos de cascos y chalecos antibala.

El dispositivo policial no pudo impedir que algunos vándalos siguieran arrojando objetos contundentes contra la policía.

Mientras se producían estos disturbios, las peleas en los jardines del Parterre eran constantes y la afluencia de jóvenes estaba en torno a los 4.000 asistentes.

Varios individuos aprovecharon los desórdenes públicos para saquear tres establecimientos comerciales cercanos tras fracturar las lunas de los escaparates. Los jóvenes violentos robaron cascos de motos y otros objetos de valor.

Ante la falta de policías para controlar a los vándalos y el cariz que tomaban los acontecimientos, la Policía Local pidió el apoyo de los agentes antidisturbios de la Policía Nacional.

Varias dotaciones de la Unidad de Intervención Policial (UIP) acudieron al lugar y realizaron varias cargas contra los alborotadores.

Cuatro policías heridos

Los incidentes, que se prolongaron hasta la cinco y media de la madrugada, se saldaron con cuatro policías locales heridos, varios jóvenes con contusiones y, al menos, tres individuos arrestados por un delito de atentado contra un agente de la autoridad. Los detenidos residen en Castellón, Madrid y Barcelona.

Mientras esto ocurría en los jardines del Parterre, en otras calles de Valencia se producían peleas multitudinarias casi a la misma hora. Así, dos reyertas en la calle Almirante Cadarso y junto a la estación de Pont de Fusta se saldaron con cinco jóvenes heridos. Con anterioridad, la Policía Local también tuvo que intervenir en otra riña en la calle Alcalde Reig donde resultaron lesionadas varias personas más.

En el barrio del Carmen, tres patrullas de la Policía Nacional se movilizaron tras tener conocimiento de otra pelea entre dos grupos numerosos de jóvenes. Los seis agentes que acudieron con urgencia al lugar fueron recibidos con gran hostilidad por una multitud.

Varios individuos violentos destrozaron los cristales de los coches patrulla. Fueron momentos de gran tensión que pudieron desencadenar otra batalla campal. Los agentes antidisturbios de la Policía Nacional también hicieron acto de presencia, aunque en esta ocasión no llegaron a intervenir.

La franja horaria en la que se produjeron más incidentes fue entre las tres y las cinco y media de la madrugada. Los operadores del 091 y 092 no daban abasto para atender todas las llamadas telefónicas de ciudadanos que requerían la presencia urgente de la policía.

Quemaduras por petardos

Los lanzamientos de petardos también fueron motivo de algunas reyertas y denuncias policiales. En los alrededores de las verbenas celebradas en la zona de ocio de la avenida Aragón sufrieron quemaduras varias personas.

La Cruz Roja trasladó a distintos hospitales de Valencia a tres heridos, dos por quemaduras de petardos y el otro por un traumatismo en la cara. Los hechos ocurrieron en la zona del Paseo de la Alameda durante la Nit del Foc.

Según fuentes de esta institución humanitaria, uno de estas personas sufrió quemaduras de tercer grado al explotar una caja de petardos que llevaba en el bolsillo. La víctima fue trasladada al Hospital La Fe de Valencia.

Otra persona sufrió un traumatismo en la boca por causas desconocidas, y una tercera padeció quemaduras y tenía un cuerpo extraño en el ojo.

También se produjeron enfrentamientos la noche anterior entre jóvenes violentos y falleros que regresaban a su comisión tras participar en la Ofrenda a la Virgen. Los motivos de estas disputas fueron también los lanzamientos de petardos junto a la Casa de los Caramelos.

La Policía Local intervino en la noche del martes y madrugada de ayer más de 1.300 petardos en controles rutinarios en el Paseo de la Alameda y el viejo cauce del Turia.

Asimismo, la Policía Local arrestó a cinco menores (tres colombianos y dos ecuatorianos) acusados de atracar a varias personas tras intimidarlas con un machete. Los delincuentes precoces, que robaron varios teléfonos móviles y dinero, fueron detenidos sobre las dos de la madrugada de ayer.

Otra pandilla de jóvenes suramericanos agredieron a un hombre en la calle Rodríguez de Cepeda y rompieron a puñetazos la puerta de cristal de una cervecería. Los hechos ocurrieron en la madrugada del martes.

sucesos@lasprovincias.es