Sobre Algemesí (I)

FRANCISCO SANTISTEBAN MOYA

Hace unos meses, cuando estábamos en la campaña de las elecciones municipales y autonómicas, recibí un día una llamada en mi teléfono móvil del entonces candidato a la alcaldía por el Partido Popular de Algemesí. Dicha llamada fue muy cordial y me invitaba como secretario general de la FSP-UGT-PV de la Ribera Alta, Costera, Canal de Navarrés. En aquel momento y ante lo educado del trato, entendí que máximo representante de esta Federación en la comarca, y aunque solo fuera por educación, asistí al mitin de presentación de candidatura, mi buen amigo Rafael Soler presidente del PP de la Ribera Alta, en su intervención agradeció mi presencia en dicho mitin, no cabe duda que el PP a nivel local quiso dar una imagen de normalidad democrática. Escuché en aquel mitin que el PP de Algemesí tenía si no me equivoco 212 propuestas, y en honor a la verdad el mitin fue un éxito, evidentemente me sentí utilizado, pero bueno, son gajes del oficio. Recuerdo que al acabar el mitin pude saludar al entonces candidato y hoy alcalde, me dirigí a él y sólo le dije: "Si ganas las elecciones el pueblo te habrá elegido para gobernar, no para mandar".

Pasado un tiempo y después de varios meses de Gobierno la verdad es que me defraudó, de las 212 propuestas nada de nada, y no hablar de las obras del mercado que no sabemos los cientos de millones de las antiguas pesetas van gastados, y mire que yo no veo que se vaya a acabar, en fin, igual es mi imaginación.

O las obras de las estación que pusieron las vallas para cerrar el trafico pero no se mueve un ladrillo.

Posteriormente tuve, como Sindicato, que demandar al Ayuntamiento por el despido de varios trabajadores y la Justicia nos dio la razón, a pagar el ayuntamiento de los impuestos de los ciudadanos. Y en material de personal hay que darle un ¡OLE!, con la ayuda de dos sindicatos han conseguido en todos estos meses no arreglar ni cumplir casi nada, por no decir nada. Pero bueno, los sindicatos que le hacen el juego, que sigan así, ya se lo dije señor alcalde ahora hay miedo, pero del miedo al cabreo son un par de años más de gobierno. ¡QUÉ PENA!

Ahora hay dos contenciosos ante el Tribunal Superior de Justicia, por entender la posible ilegalidad del Capitulo 1 del Ayuntamiento. La contestación a las alegaciones que realizamos fue de pena. Como de pena fue que a un Recurso de Reposición interpuesto por nuestros abogados, contestaron y eso que era un procedimiento administrativo con un telegrama diciendo que no ha lugar, PATÉTICO.