La Guardia Civil detiene a ocho personas por malos tratos

M. M.ALICANTE

Ocho personas en dos días. Es el nuevo balance de presuntos malos tratos en la provincia de Alicante, facilitado por la Guardia Civil. Durante el pasado lunes y martes los agentes detuvieron a un total de ocho personas, todas ellas hombres, por presuntos malos tratos en el ámbito familiar.

La primera detención se produjo el pasado lunes en Callosa de Segura. Al detenido, un español de 27 años y que responde a las iniciales AMPS, se le acusa de agredir a su mujer. Ese mismo día pero en Jávea, la Guardia Civil detuvo también a otro español, de 40 años, por amenazar de muerte a su ex pareja sentimental.

Las seis detenciones restantes se produjeron a lo largo del pasado martes en las localidades de Benferri, Callosa d'Ensarrià, Torrevieja, Villena y Rojales.

El primer detenido del martes era un hombre de nacionalidad inglesa (LEE) que presuntamente agredió a su mujer en la localidad de Benferri. Fue arrestado por la Guardia Civil de Callosa de Segura.

A las cuatro de la tarde se detenía a otro hombre, de 36 años y nacionalidad rumana por malos tratos a su hermana. En torrevieja el arrestado era un ciudadano de nacionalidad magrebí, también de 37 años.

En la localidad de Villena un hombre, de nacionalidad española y 56 años de edad, que responde a las iniciales JJMF, fue detenido por las agresiones que supuestamente le produjo a su madre, quien presentó lesiones de carácter leve, según fuentes del Instituto Armado, que además advierten de que JJMF había quebrantado la condena al incumplir una orden de alejamiento dictada por la autoridad judicial a favor de la víctima. En Rojales el octavo detenido, de nacionalidad holandesa, por presuntos malos tratos en la persona de su ex mujer. Los ocho detenidos han pasado ya a disposición de la autoridad judicial.