Alzira, Algemesí y Carcaixent dispondrán de un servicio de transporte público de bicicletas

Los vecinos accederán a un sistema gratuito de préstamo

REDACCIÓNALZIRA
Día de la bicicleta que se celebró en la pasada edición en Algemesí./
Día de la bicicleta que se celebró en la pasada edición en Algemesí.

La Generalitat y la Mancomunidad de Municipios de la Ribera Alta firmaron ayer un convenio por el que se comprometen a poner en marcha un servicio comarcal de transporte público en bicicleta que beneficiará en su primera fase a las poblaciones de Alzira , Carcaixent y Algemesí.

Se trata de un sistema de préstamo de bicicletas que tiene como objetivo principal la mejora del transporte urbano en las tres localidades de la Ribera Alta "para hacerlo más limpio y sostenible", según indicaron representes municipales de las tres poblaciones.

El proyecto, denominado , se extenderá posteriormente a otras poblaciones de la comarca, según anunció ayer en Alzira la presidenta de la Mancomunidad de la Ribera Alta, Rosa Sebastià, tras la firma del convenio.

El alcalde de Algemesí, Vicent Garcia, resaltó el carácter "prácticamente gratuito" del servicio, "que reducirá las emisiones de dióxido de carbono, además de "su carácter vertebrador".

Para el director general de Industria, Antonio Cejalvo, se trata de un proyecto "ilusionante de movilidad sostenible y de eficiencia energética".

Las 200 bicicletas que contempla esta iniciativa circularán por las calles y carreteras de los tres municipios a mediados del próximo septiembre distribuidas en diez puntos. La Conselleria financiará esta medida con un total de 200.000 euros.

Puntos estratégicos

Las bicicletas, se situarán en diez bases, en puntos estratégicos de las tres localidades y llevarán incorporado un sistema de control que permitirá el acceso a la bicicleta y su devolución y al mismo tiempo permitirá una gestión del sistema desde un centro de control del Ayuntamiento.

En Alzira habrá cuatro bases, tres en Algemesí y otras tres en Carcaixent.

Además, aunque este servicio está pensado para utilizar dentro de una misma localidad, los usuarios de cada una de estas localidades podrán hacer uso de las bicicletas de las otras dos localidades.

La Conselleria de Infraestructuras prevé que esta iniciativa permita un ahorro de 115.000 litros de gasolina, lo que supone una notable reducción de emisiones a la atmósfera, de cerca de 300 toneladas de CO2 al año.

Una de las principales prioridades de la Conselleria de Infraestructuras en materia energética es lograr un uso racional de la energía en todos los ámbitos de la Comunitat y aumentar nuestra eficiencia energética, ya que está demostrado que el ahorro energético constituye una de las herramientas más eficaces para luchar contra el cambio climático.

"Por ello, hemos puesto en marcha el programa Ahorra con Energía, para el cual vamos a destinar más de 17 millones de euros con la finalidad de llevar a cabo iniciativas de redunden en el ahorro energético". En total, son 25 medidas de ahorro energético que evitarán el consumo de 61.500 toneladas de petróleo al año.