"En 1977 llevábamos a dos mujeres en la lista"

LAURA VILANOVAALICANTE
Alberto Pérez Ferré./
Alberto Pérez Ferré.

Un privilegio y un orgullo". Esto es para Alberto Pérez Ferré haber sido senador constituyente. "He estado 22 años de mi vida en el Parlamento", apunta. Hasta el año 2000, Pérez Ferré estuvo en política activa. Y no sólo como senador. Pérez Ferré fue también secretario de organización del PSOE. "Ahora estoy viendo los toros desde la barrera". Y eso es raro en este ex parlamentario socialista que ha dirigido campañas municipales, autonómicas y europeas.

En su opinión, el mayor cambio que se ha producido en todos estos años son los nuevos sistemas de comunicación, "hay más televisiones, los medios escritos también son digitales y puedes verlos desde cualquier parte del mundo...". Además, Pérez Ferré se refiere a la telefonía móvil, "parece que te esté hablando de la prehistoria, pero recuerdo que en el PSOE teníamos dos teléfonos fijos de coche, uno Lerma y otro yo".

El socialista también hace referencia al debate televisivo que se produjo el lunes entre Zapatero y Ripoll, "es el mayor acto público que se puede realizar, un candidato se comunica con muchísima gente en directo". Pérez Ferré recalca que ha tenido que volver un gobierno socialista para que se realice un debate y recuerda que ni Suárez ni Calvo Sotelo ni Aznar acudieron a un debate televisivo siendo presidentes, "eso lleva a una reflexión".

El ex senador dice que no sabe decir quién fue el vencedor del debate, "no sé quien ha ganado, pero estoy seguro de que Rajoy ha perdido". Y lo argumenta: "El PP se ha dedicado durante estos cuatro años, tras el desconcierto del 14 de marzo, a fortalecer el voto de la derecha estricta y pretende en 15 días de campaña lograr votos del centro, pero durante el debate del lunes Rajoy no consiguió ningún voto de este sector".

Su primera campaña fue en 1977 como secretario de organización del partido, "decidimos que ningún miembro de la dirección del partido concurriera como candidato". Pérez Ferré recalca que "en las primeras elecciones ya llevábamos a dos mujeres en los primeros puestos, Asunción Cruañes y Inmaculada Sabater. Nos adelantamos a las cuotas, que yo he defendido y apoyado para que salieran adelante". Tanto Cruañes como Sabater salieron elegidas. El PSOE logró cinco diputados y UCD cuatro. Para el ex senador, el espíritu de la transición se resume en que "los dos partidos acabamos la jornada electoral juntos. Y es que los compañeros de UCD no sólo nos llamaron sino que vinieron a la sede a felicitarnos". Algo totalmente impensable con las relaciones actuales entre los líderes del PSOE y del Partido Popular.

Un año después, el candidato fue él. "Murió Julián Andúgar y se hicieron elecciones parciales en Oviedo y Alicante", explica. "Curiosamente, enfrente tenía a Luis Berenguer por la UCD, que después fue compañero del PSOE", comenta. "Fue una campaña con varios actos públicos y mítines. Vino Felipe González al Rico Pérez, Alfonso Guerra, Enrique Múgica", recuerda. Y consiguió el escaño. Desde Oviedo accedió al Senado Fernando Morán. En 1978 empezó su carrera como senador, "como dato curioso te diré que en diciembre del 78 tuve mi primera intervención y fue la última de la legislatura porque después se disolvió para las elecciones de marzo del 79".

Después de 22 años y de ocho al margen de la vida parlamentaria, Pérez Ferré dice que no echa de menos la política, "no sólo era parlamentario también he sido secretario de organización del partido. Estaba 14 horas en la oficina y he vivido en Madrid y Valencia mientras mi mujer y mi hija estaban en Alicante...". La actividad política "ha formado parte de mi vida, no renuncio a nada, he cumplido mejor o peor, pero se acabó. Creo que el relevo es parte de la sucesión ordenada", añade el ex senador socialista. Una calle en Alicante, el reconocimiento de hijo adoptivo... "son cosas que nunca pensaba que me iban a ocurrir, siempre he estado agradecido a todos los ciudadanos que me han apoyado".

Fotos

Vídeos