La Guardia Civil arresta en la provincia a diez acusados de malos tratos en 4 días

REDACCIÓNALICANTE

Las detenciones por violencia doméstica en la provincia de Alicante se están convirtiendo en una estadística tan habitual y aterradora como la de los accidentes de tráfico. Entre el pasado viernes día 22 y la madrugada de ayer, la Guardia Civil ha arrestado a diez presuntos autores de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, que ya han pasado a disposición judicial.

La primera intervención se produjo el pasado viernes 22 en El Verger, donde fue detenido J. V. V., un hombre de 37 años y nacionalidad española acusado de maltratar a su esposa.

El sábado 23 los agentes del Instituto Armado tuvieron que intervenir en tres episodios de violencia doméstica. El primero se produjo en Aspe, donde se procedió al arresto de J. M. M. M., por agredir supuestamente a su madre. La segunda intervención de la jornada tuvo lugar por la tarde en Crevillent, donde fue detenido otro acusado de maltratar a su compañera sentimental, un individuo de nacionalidad española y 42 años de edad que responde a las iniciales B. N. C. El último detenido de la jornada fue un ciudadano británico, R. A. B., que quebrantó la orden de alejamiento contra su mujer en La Vila Joiosa.

El domingo día 24 la Guardia Civil sólo practicó una detención y fue en Torrevieja contra un ciudadano ecuatoriano de 43 años, A. F. P., acusado de amenazar, insultar y agredir a su esposa.

El lunes día 25, y también en Torrevieja, fue detenido un súbdito marroquí, M. Z., por violar la orden de alejamiento que un juez había dictado en favor de su compañera sentimental. Por este mismo motivo arrestaron a un ciudadano polaco de 37 años, R. A. B., en La Vila. La tercera detención se produjo en Hondón de las Nieves contra un ciudadano español por supuestas amenazas a sus padres.

El último arresto se produjo ayer de madrugada y fue la de un ciudadano argentino, M. O. F., acusado de propinar varios golpes e insultar a su pareja.