Alcoy obliga a rebajar 4 alturas el edificio de la Estambrera para reducir el impacto paisajístico

El inmueble no sobrepasará en más de 1,5 metros el puente de San Jorge tras la modificación

BEA NAVARRETEALCOY
La antigua fábrica de la Estambrera de Alcoy./
La antigua fábrica de la Estambrera de Alcoy.

El Ayuntamiento de Alcoy ha exigido a la promotora del proyecto urbanístico de la Estambrera a rebajar en cuatro plantas la altura del edificio y a dividirlo hasta en tres bloques con el objetivo de reducir el impacto paisajístico en la zona. Con la modificación, el inmueble no sobrepasará en más de 1,5 metros la rasante del puente de San Jorge.

Concluidos los estudios pertinentes por parte de los departamentos de Arquitectura y Urbanismo del Ayuntamiento de Alcoy sobre el proyecto urbanístico de la Estambrera, que quedará ubicado en el antiguo solar de la ya extinta empresa textil Manufacturas de Estambre S.A., el Consistorio alcoyano ha estimado oportuno solicitar algunas modificaciones a la promotora Miragolf.

Concretamente, y según informó ayer el concejal de Urbanismo, Fernando Pastor, mientras el estudio de detalle cuenta con todas las garantías urbanísticas y técnicas, el de integración paisajística "sí presenta algunas trabas que hacen necesarios cambios para reducir el impacto sobre el paisaje e integrar la edificación paisajística visualmente en la ubicación en cuestión".

Por una parte, el Consistorio ha exigido a la promotora urbanística modificaciones respecto a la altura del edificio con el objetivo de que no sobrepase en más de 14 metros -29 en el proyecto inicial- la actual inclinación de la calle Balmes, y por tanto en no más de 1,5 metros la rasante del tramo horizontal del puente de San Jorge. "Esto supone rebajar en tres o cuatro plantas el edificio proyectado inicialmente, que de este modo ya no sobrepasaría la altura del puente teniendo en cuenta también la barandilla que éste posee".

De igual manera, también se ha instado a dividir el inmueble hasta en tres bloques con la ejecución de un apertura visual en la calle Anselmo Aracil en dirección al cauce del río Barxell, así como otra prolongación imaginaria hacia el callejón donde se encontraba la empresa de la Estambrera.

No obstante, Pastor ha querido destacar que con estos cambios la propuesta "no pierde su singularidad inicial, tanto a nivel estético como arquitectónico", y añade que "ya estamos muy cerca de la solución final, ya que la empresa promotora se ha comprometido a presentar el proyecto definitivo en el menor tiempo posible".

Con todo, el edil ha anunciado que la próxima semana mantendrá una reunión con la asociación de vecinos del barrio del Ensanche, así como con las personas contrarias al proyecto inicial, además de iniciar una rueda de contactos con los portavoces de los grupos políticos de la ciudad para informarles del contenido de los informes emitidos por los departamentos de Arquitectura y Urbanismo.

Recordar que vecinos y oposición han mostrado su repulsa y han presentado alegaciones al proyecto inicial reivindicando una reducción de la altura del futuro edificio, que contempla planta baja, ocho alturas y ático, así como una zona pública de mayor extensión y calidad.

Fotos

Vídeos